Recargar un Tesla en uno de sus Supercargadores va a ser más caro, pero viajar seguirá siendo más barato que hacerlo en un vehículo diésel o gasolina

Terminamos la semana con una noticia que seguramente no va a gustar mucho a los propietarios de un Tesla, ni a los fans en general de la firma americana. Si hace tan solo unos días Tesla anunciaba el fin del programa de referidos y, por tanto, se ponía fin a la posibilidad de disfrutar durante 6 meses de recargas gratuitas en su red de Supercargadores al comprar un coche nuevo; ahora, la compañía acaba de anunciar un incremento en el precio de las recargas.

Todos los vehículos Tesla que se vendan a partir del 1 de febrero no dispondrán ya de recargas gratuitas en la red de Supercargadores de Tesla durante los primeros 6 meses, simplemente contando con un código de referido; pero eso no es todo, ya que además realizar una recarga les saldrá algo más caro de lo habitual.

Sube el precio de cada kWh recargado

Tesla ha incrementado el precio a pagar en sus Supercargadores por cada kWh. Un incremento de precios que se sitúa alrededor del 30 por ciento, dependiendo de cada región o país.

AdvertisementAdvertisement

En Estados Unidos, donde el precio de las recargas es distinto según el estado, este incremento de precios sitúa ya el coste del kWh por encima de los 30 céntimos de dólar. Así, por ejemplo, en Nueva York a partir de ahora habrá que pagar 32 céntimos de dólar por kWh, cuando hasta ahora se pagaban 24 céntimos. En California, el precio de las recargas en los Supercargadores de Tesla pasa de los 26 céntimos de dólar por kWh a entre los 32 y los 36 céntimos dólar por kWh.

En España también será más caro recargar

Un incremento de precio que no solo afecta al otro lado del Atlántico, aquí en España y en la mayoría de los países europeos, el precio de las recargas se sitúa a partir de ahora en 32 céntimos de euro por kWh, cuando hasta ahora se pagaban 24 céntimos.

Desde que el uso de sus Supercargadores dejó de ser completamente gratuito, la firma americana siempre ha asegurado que su intención no iba a ser nunca la de hacer negocio con las recargas, sino simplemente cubrir los costes para poder así ampliar su red de puntos de carga.

El discurso de la firma americana no parece haber cambiado tras esta nueva subida de precios, que al parecer se justifica por un incremento en los costes que tiene que soportar. Sea como sea, lo cierto es que viajar en un Tesla sigue siendo más barato que hacerlo en un vehículo equivalente con motor de gasolina o diésel. Y no debemos olvidar tampoco, que la mayoría de las recargas se suelen realizar en casa con tarifas nocturnas mucho más económicas.

Sus Supercargadores cubrirán este mismo año casi toda Europa

Tesla cuenta en la actualidad con 1422 localizaciones en su red de Supercargadores, con un total de 12011 puntos de carga. Una red que va a seguir incrementándose durante 2019 para que sea posible llegar con un Tesla a casi cualquier punto de Estados Unidos, Europa y otras zonas del planeta.