Kia tiene previsto realizar la presentación oficial de este concept car con sistema de propulsión completamente eléctrico el próximo 5 de marzo

El próximo Salón del Automóvil de Ginebra, que se celebrará durante este próximo mes de marzo, se presenta apasionante. Un buen número de fabricantes aguardan a esta cita para anunciar nuevos concept cars con sistema de propulsión eléctrico, que en no mucho tiempo veremos circulando por las calles en sus versiones ya definitivas.

La firma coreana Kia es uno de estos fabricantes que estarán presentes en Ginebra y, al igual que otros competidores, tiene previsto anunciar un concept car completamente eléctrico durante este evento.

Kia planea realizar la presentación oficial el próximo 5 de marzo pero, antes de que llegue esa fecha, ha adelantado una imagen con la que podemos hacernos una buena idea de lo que podremos ver en esa cita.

El Vice Presidente de diseño de Kia Motors en Europa, Gregory Guillaume, ha acompañado esta imagen con algunos comentarios. Según Guillaume, a la hora de diseñar un nuevo automóvil hay que capturar el corazón y hacer que cada latido sea un poco más rápido y más prolongado. Guillaume cree que no existe, por tanto, ningún motivo para que esto cambie por el simple hecho de que se trate de un vehículo completamente eléctrico.

Porque sea eléctrico no debe dejar de emocianarte

En su opinión, a la hora de diseñar un vehículo eléctrico, no hay que centrarse únicamente en la autonomía, el rendimiento o la eficiencia; sino que además ese vehículo, como cualquier otro, debe generar satisfacción cuando lo contemplas y ponerte la piel de gallina cuando lo conduces.

La imagen publicada por Kia, que puedes ver al inicio de esta entrada, muestra el frontal de un vehículo con un diseño bastante futurista, un sistema de iluminación bastante inusual y unos espejos retrovisores basados en cámaras.

Lo cierto es que este tipo de retrovisores ya no son una novedad, el Audi e-tron los ofrece en algunos mercados como el europeo. No obstante, será interesante ver como plantea la firma coreana su utilización, ya que la implementación realizada por Audi no ha estado exenta de algunas críticas.

Algunas cosas a mejorar

Audi ha situado las dos pantallas que muestran la imagen de cada cámara, una en cada puerta, justo al lado de la manilla de apertura. Esta localización no parece haber gustado mucho a todos aquellos que han podido probar este sistema, ya que obliga a mirar demasiado hacia abajo y se pierde la atención de que lo que está por delante durante más de tiempo.

Otra desventaja es el precio, ya que en el caso del e-tron incrementan el coste del vehículo en 3500 euros.

En cualquier caso, este tipo de retrovisores tienen también sus ventajas, como una reducción del consumo al reducirse la resistencia al aire y, al mismo tiempo, se reduce también el ruido a altas velocidades mientras se conduce.

La implementación de este sistema en el concept de Kia

Si Kia es capaz de encontrar una mejor localización para las pantallas, este tipo de retrovisores basados en cámaras pueden, quizás, comenzar a popularizarse de aquí a no mucho tiempo. Estaremos atentos a su presentación este próximo mes para comprobarlo.