El cumplimiento de la normativa europea de emisiones obligará a Kia a incrementar la producción de vehículos eléctricos destinados al mercado europeo

Kia entró en el mercado europeo hace ya unos cuantos años con un éxito relativo; sin embargo, su gama de vehículos híbridos enchufables y eléctricos ha logrado cambiar durante estos últimos años la percepción que muchos clientes europeos tenían sobre esta compañía.

La alta demanda en Europa de algunos de los modelos electrificados del fabricante coreano se ha convertido incluso en un problema, en ocasiones. Tanto es así, que Kia se está planteando ampliar su producción dedicando una de sus plantas en Europa a este tipo de vehículos.

Actualmente las versiones híbridas y eléctricas que se venden en Europa del Niro, Optima o el Soul se fabrican en Corea del Sur. Una situación que, sin embargo, podría cambiar de aquí a no mucho tiempo. Kia está estudiando reorganizar la producción en su planta en Eslovaquia con la intención de fabricar allí algunos de estos vehículos destinados al mercado europeo.

Los planes de Kia en Europa pasan por Eslovaquia

En unas declaraciones al medio Automotive News Europe, Emilio Herrera, Director Operativo de Kia en Europa, aseguró que la firma coreana necesita vender 32 mil vehículos eléctricos cada año a partir de 2021 para cumplir con la nueva normativa sobre emisiones de la Unión Europea.

La planta de Kia en Eslovaquia parece que será clave para cumplir este objetivo, ya que además se encuentra muy bien situada para recibir los packs de baterías suministrados por sus proveedores LG y SK Innovation. Estas dos compañías están actualmente realizando planes para ampliar su producción de baterías y es bastante probable que abran alguna nueva planta en Europa del Este.

La falta de un continuo suministro de baterías es uno de los principales problemas a los que se enfrentan las grandes marcas con décadas de experiencia en el sector del automóvil. Sin ir más lejos, ayer mismo conocimos que la falta de baterías ha obligado a Audi a reducir sus planes iniciales de producción del e-tron, así como también a retrasar el lanzamiento del e-tron Sportback.

El éxito de los vehículos eléctricos de Kia en Europa

La clara apuesta de Kia por los vehículos eléctricos en Europa se refleja, por ejemplo, en que aquí la firma coreana únicamente va a comercializar la versión eléctrica del Soul 2019. Una decisión que se justifica por los extraordinarios resultados cosechados por el Soul EV en 2018, cuando se vendieron más unidades de esta versión que de las versiones diésel y gasolina juntas.

El nuevo Kia e-Soul 2019 llegará a Europa en dos configuraciones distintas, en lo que a la capacidad de la batería y la potencia del motor se refiere. La versión con autonomía estándar contará con una batería de 39.2 kWh y un motor de 100 kW de potencia, mientras que la versión con mayor autonomía integrará una batería de 64 kWh y un motor algo más potente de 150 kW. La autonomía de esta última versión del e-Soul con batería de 64 kWh será de 452 km, según el ciclo de homologación WLTP.