Una prueba realizada en Alemania revela cuántos kilómetros adicionales es posible realizar gracias a las llantas Aero de 18 pulgadas del Tesla Model 3

Todos sabemos que la aerodinámica de un vehículo cobra una especial relevancia cuando éste es eléctrico. Reducir la resistencia al aire cuando se circula supone un menor consumo de energía y, por tanto, con la misma cantidad de energía almacenada en la batería es posible llegar más lejos.

Los fabricantes de vehículos eléctricos tienen esto muy en cuenta a la hora de desarrollar un nuevo modelo y prestan especial atención al más mínimo detalle. Esto incluye, por ejemplo, utilizar manillas en las puertas que se oculten y no sobresalgan, sustituir los espejos retrovisores por cámaras allí donde la legislación lo permita, o equipar estos vehículos con llantas especiales que mejoren la eficiencia.

Seguramente alguna vez te habrás preguntado si realmente este tipo de decisiones tienen un efecto real significativo o, por el contrario, no son más que una forma de diferenciación respecto a los vehículos de combustión. Pues bien, un estudio realizado por la compañía alemana NextMove ha puesto cifras exactas encima de la mesa, evaluando el impacto que tienen las llantas Aero del Tesla Model 3 en la autonomía del vehículo.

Mayor eficiencia pero con un diseño controvertido

Desde la presentación del Tesla Model 3 hace ya varios años, las llantas Aero de 18 pulgadas que se incluyen de serie han generado cierta controversia. Sus detractores y aquellos que consideran que no desmerecen el diseño general del vehículo se reparten a partes iguales. Un punto a favor de estas llantas es que los primeros siempre pueden quitar los tapacubos de plástico y dejar al descubierto las llantas de aluminio que esconden. Teniendo eso sí siempre en cuenta que, de este modo, se incrementará el consumo de energía. Pero ¿en cuánto?

La compañía alemana NextMove, dedicada al alquiler de vehículos eléctricos en el país germano, se ha propuesto averiguarlo. Para ello han empleado tres Tesla Model 3 con las llantas Aero de 18 pulgadas, con los que han completado 3 vueltas a un circuito de 94 km en los alrededores de la ciudad alemana de Leipzig. La prueba se realizó intentando mantener una velocidad de 150 km, lo que fue posible ya que en las famosas autobahn alemanas no existe límite de velocidad. Dos de los vehículos llevaban los tapacubos de las llantas Aero puestos y el otro no los llevaba.

Confirmado: las llantas Aero reducen el consumo

La conclusión final que obtuvieron con estas pruebas es que, cuando se circula a gran velocidad -150 km/h en este caso- los tapacubos de las llantas Aero permiten reducir el consumo de energía en un 3 por ciento. Esto significa que con una batería completamente cargada es posible realizar 8 km más si se llevan los tapacubos puestos.

La diferencia puede no parece mucha, pero no debemos pasar por alto el incremento en el precio del vehículo, así como también en su peso, que hubiese provocado el aumento en el número de celdas de la batería necesario para ganar esos mismos 8 km adicionales de autonomía. Sin embargo, con nos simples tapacubos de plástico con un coste ínfimo los ingenieros de Tesla han logrado el mismo efecto.