Maserati ha decidido finalmente iniciar la electrificación de su catálogo de vehículos, incluyendo nuevos modelos híbridos y también eléctricos

Maserati acaba de anunciar los planes de la compañía para los próximos años, haciendo un especial énfasis en la electrificación y la conducción autónoma.

La firma italiana ha confirmado que la producción de todos sus nuevos modelos se llevará a cabo en su país natal, en las plantas de Modena, Cassino, Mirafiori y Grugliasco. Estos vehículos utilizaran sistemas de propulsión híbridos y eléctricos, capaces de proporcionar el excepcional rendimiento propio de cualquier vehículo de la marca.

Maserati Granturismo

Maserati asegura que sus nuevos vehículos integrarán una nueva generación de baterías; así como también nuevos modos de conducción, autonomía extendida y la posibilidad de realizar recargas ultra-rápidas.

AdvertisementAdvertisement

Como ya comentábamos al inicio de esta entrada, Maserati va a prestar especial atención a las capacidades de conducción autónoma en sus nuevos vehículos y en las versiones actualizadas de los que ya se encuentran en su catálogo.

La conducción autónoma es un elemento clave para Maserati

Inicialmente la firma italiana planea integrar capacidades de conducción autónoma de nivel 2, ofreciendo asistencia a la conducción al circular por autopista, para posteriormente avanzar hasta el nivel 3. En este último caso el conductor no estará obligado a mantener las manos en el volante en todo momento, y recibirá un aviso con el tiempo necesario, cuando tenga que tomar el control del vehículo. Se trata, por tanto, de un nivel de conducción autónoma que se acerca bastante a la conducción autónoma total.

Maserati Vista Frontal

La electrificación de la gama de vehículos de Maserati se iniciará en 2020 con el Ghibli, fabricado en Turín. Este será el primer modelo híbrido en la larga historia de la firma italiana. Posteriormente llegará al mercado un modelo completamente nuevo con sistema de propulsión totalmente eléctrico, cuya fabricación correrá a cargo de la planta de Modena. Maserati ya está realizando algunas modificaciones en esta última planta para adaptarse a la producción por vez primera de un vehículo eléctrico.

Más adelante, Maserati planea comercializar un vehículo mucho más práctico, que en este caso se fabricará en la planta de Cassino. La firma italiana planea realizar una importante inversión en la nueva línea de producción de este modelo, de la que podrían salir las primeras unidades en 2021.

La electrificación llegará también al Maserati GranTurismo y GranCabrio

Por último, los dos modelos más emblemáticos de la firma del tridente, el GranTurismo y el GranCabrio, también serán sometidos a un proceso de electrificación. Estos nuevos modelos se fabricarán en Turín, donde FCA planea invertir 800 millones de euros.

En total, los planes presentados por FCA para los próximos dos años incluyen trece modelos totalmente nuevos o renovados sustancialmente. Entre ellos se encontrarían los modelos de Maserati, la recientemente nueva versión del Fiat 500 eléctrico y un nuevo modelo premium de Alfa Romeo.