Mercedes-Benz ofrecerá distintos niveles de electrificación en toda su gama, desde los llamados Mild Hybrids hasta los completamente eléctricos

Mercedes-Benz ha iniciado un proceso de electrificación de toda su gama de vehículos que culminará en 2022. Hay que tener en cuenta, no obstante, que la palabra “electrificación” es empleada a día de hoy de forma genérica por los fabricantes de automóviles y, obviamente, esto no quiere decir que en 2022 toda la gama de Mercedes-Benz vaya a estar compuesta por vehículos completamente eléctricos.

Mercedes-Benz contará con distintos niveles de electrificación en su gama, que irán desde aquellos basados en baterías de 48V -los llamados mild hybrids-, pasando por los híbridos enchufables, hasta los completamente eléctricos bajo la marca EQ. Esta denominación hace referencia a “Electric intelligence“, y con ella la firma alemana quiere destacar dos valores esenciales: emoción e inteligencia.

La tercera generación de los híbridos enchufables de Mercedes-Benz bajo el sello EQ Power es ya una realidad. Las primeras unidades están llegando a los clientes y lo seguirán haciendo durante los próximos meses. Este sistema de propulsión, que puede encontrarse en la Clase C, E y S de Mercedes Benz emplea una batería de 13.5 kWh junto a un motor de gasolina, y también diésel. La firma alemana emplea además la tecnología híbrida enchufable junto a una pila de combustible en el GLC F-CELL, una novedad tecnológica exclusiva de Mercedes-Benz a día de hoy.

La gama 100 por 100 eléctrica de Mercedes-Benz

Con la presentación hace algunas semanas del Mercedes EQC, la firma alemana daba el primer paso en la creación de una amplia gama de vehículos completamente eléctricos bajo el sello EQ. Tras el EQC llegarán nuevos modelos durante los próximos años. Por otro lado, Smart es la primera marca en abandonar la producción de vehículos con motor térmico para dar el salto al mundo eléctrico. Desde 2017 todos los Smart vendidos en Estados Unidos, Canadá y Noruega son eléctricos. En Europa la eliminación de los modelos con motor térmico se producirá en 2020.

Según Dieter Zetsche, CEO de Daimler AG, Mercedes-Benz va a invertir más de 10 mil millones de euros en vehículos de la gama EQ durante los próximos años. Se espera que las ventas de vehículos con sistema de propulsión completamente eléctrico de Mercedes-Benz supongan entre un 15 y un 25 por ciento del total en 2025.

Menor consumo y emisiones que un térmico convencional

Por último, bajo el sello EQ Boost, Mercedes-Benz electrificará los modelos con motor de combustión convencional mediante un sistema eléctrico de 48V. Empleando un alternador, esta tecnología se utiliza en momentos concretos como al arrancar, o en los descensos, permitiendo una importante reducción en el consumo de combustible. Además, esta tecnología logra reducir el nivel de emisiones lo que, bajo la legislación actual, permite que estos vehículos sean calificados como ECO. De este modo pueden acceder a zonas restringidas en las grandes ciudades para el resto de vehículos de combustión cuando se dan escenarios de alta contaminación.