El Mercedes-Benz Clase A híbrido enchufable y el Mercedes Clase B híbrido enchufable se han convertido en la nueva ofensiva electrificada de la marca de la estrella. Además, en 2020 quiere ofrecer hasta 20 modelos PHEV diferentes. ¿Conseguirá su objetivo?

Mercedes-Benz ha subido su apuesta por los híbridos enchufables de tercera generación y es que los híbridos enchufables para la marca «son un hito importante en el camino hacia la conducción sin emisiones». La marca de la estrella está desarrollando sus modelos electrificados bajo la etiqueta EQ Power.

Los nuevos modelos en formar parte de esta familia, EQ Power, es el Mercedes-Benz Clase A híbrido enchufable; concretamente se trata del A 250 e y del A 250 e berlina, sin olvidarnos del Mercedes-Benz Clase B híbrido enchufable; que se trata del B 250 e.

La nueva generación híbrida enchufable de Mercedes-Benz está celebrando su estreno. El Mercedes-Benz Clase A 250 e tiene un precio de salida de 36, 943.55 euros mientras que el Mercedes-Benz Clase A 250 e berlina comienza en los 37,300.55 euros. Los Mercedes-Benz Clase A PHEV comenzarán su venta este mismo año. Por su parte, el Mercedes-Benz Clase B 250 e comenzará su venta unas semanas más tarde.

EQ Power, la nueva familia híbrida enchufable de Mercedes-Benz

La división electrificada de la marca de la estrella, EQ Power, subraya la iniciativa de apostar por los híbridos enchufables. «La compañía apunta a extender su oferta a más de 20 variantes de sus modelos para 2020».

AdvertisementAdvertisement

Para los nuevos vehículos compactos con EQ Power, el placer de conducir, en modo eléctrico, y la idoneidad para el uso diario son lo primero. Esto se ilustra con los aspectos más destacados de los modelos de Mercedes-Benz PHEV.

Según el ciclo NEDC, los híbridos enchufables de Mercedes-Benz tendrán una autonomía completamente eléctrica entre 70 y 75 kilómetros. Tendrán una potencia eléctrica de 75 kW y una salida del sistema de 160 kW mientras que el par se situará en los 450 Nm. Además, los Mercedes-Benz Clase A híbridos enchufables y los Mercedes-Benz Clase B híbridos enchufables serán capaces de alcanzar una velocidad máxima, en modo eléctrico, de 140 km/hora mientras que la total ascenderá hasta los 235 km/hora. La aceleración de 0 a 100 km/hora tardará alrededor de 6.6 segundos.

Es importante destacar que apenas cuentan con restricciones en el compartimento de carga. Los vehículos que pertenecen a la familia de automóviles compactos de Mercedes-Benz cuentan con motores montados transversalmente. Se ha desarrollado un cabezal de tracción híbrido compacto para la transmisión de doble embrague 8F-DCT que sigue los mismos principios técnicos que el componente correspondiente en los vehículos con un motor instalado longitudinalmente. 

Es una máquina síncrona excitada permanentemente como rotor interno. El estator está permanentemente integrado en la carcasa del cabezal de tracción, mientras que el embrague húmedo de baja pérdida está incorporado en el rotor de la máquina eléctrica. El enfriamiento del rotor y el estator bajo demanda permiten el uso de la salida pico y continua del motor eléctrico sin ningún problema. 

Por primera vez en un vehículo Mercedes-Benz, el motor de combustión arranca con el motor eléctrico: los híbridos compactos no tienen un arrancador de 12 voltios separado.

Mercedes-Benz híbridos enchufables, ¿cómo funcionan?

«El alto rendimiento del sistema permite disfrutar mucho de la conducción». La máquina eléctrica alcanza 75 kW. Junto con el motor de cuatro cilindros de 1,33 litros, esto se suma a una potencia del sistema de 160 kW, 218 CV, y un par del sistema de 450 Nm. Gracias al EQ Power de la máquina eléctrica, el A 250 e y el B 250 e reaccionan inmediatamente a un paso en el acelerador. El Mercedes-Benz Clase A 250 e, por ejemplo, requiere 6.6 segundos para el sprint de 0 a 100 km/h, y su velocidad máxima es de 235 km/h.

Una batería de alto voltaje de iones de litio con una capacidad total de aprox. 15,6 kWh se utiliza como unidad de almacenamiento de energía eléctrica. Se puede cargar en una fuente de energía eléctrica externa. Los Mercedes-Benz Clase A 250 e y los Mercedes-Benz Clase B 250 e pueden cargarse con corriente alterna o continua. La toma correspondiente del vehículo se encuentra en la pared lateral derecha de los vehículos. Esto significa que los híbridos enchufables compactos se pueden cargar en un Wallbox de 7,4 kW con corriente alterna en 1 h 45 min desde 10-100 por ciento de SoC. Para la carga de corriente continua, la batería se puede cargar de 10 a 80 por ciento de SoC en aproximadamente 25 minutos.

Las baterías son suministradas por la subsidiaria de Daimler, de propiedad absoluta Deutsche ACCUMOTIVE. La batería de alto voltaje está refrigerada por agua y pesa aprox. 150 kg.

Mercedes-Benz me Charge

Además de utilizar la fuente de alimentación doméstica, por ejemplo, en un Wallbox de Mercedes-Benz, también es posible una carga conveniente y sin complicaciones durante el viaje. Esto se debe a que el sistema de información y entretenimiento MBUX ayuda al conductor a encontrar estaciones de carga. El sistema MBUX entiende el habla natural, permitiendo al conductor comenzar una búsqueda simplemente diciendo «Hola Mercedes, encuentra estaciones de carga cercanas».

A través de Mercedes me Charge, los conductores de un modelo híbrido enchufable pueden obtener acceso a una de las redes de carga más grandes del mundo, con más de 300 operadores diferentes solo en Europa (municipios, aparcamientos, autopistas, centros comerciales, etc.). Gracias a la navegación, los clientes de Mercedes-Benz pueden encontrar estas estaciones fácilmente y obtener un acceso conveniente a las estaciones de carga a través de la tarjeta Mercedes me Charge, la aplicación Mercedes me o directamente desde el automóvil. No se necesitan contratos separados para esto: aparte de la autenticación simple, los clientes se benefician de una función de pago integrada con facturación simple después de haber registrado su método de pago una vez. Cada procedimiento de carga se reserva automáticamente. Los procesos de cobro individuales se enumeran claramente en una factura mensual.

La estrategia de Mercedes-Benz pasa por ofrecer «a los clientes lo mejor de ambos mundos: en la ciudad funcionan en modo totalmente eléctrico, mientras que en viajes largos se benefician de la gama del motor de combustión. En general, hacen que el vehículo sea más eficiente porque en primer lugar pueden recuperar energía durante el frenado y, en segundo lugar, permiten que el motor de combustión funcione en rangos de operación favorables. EQ Power también proporciona un rendimiento altamente dinámico. EQ Power + representa la tecnología híbrida de alto rendimiento que Mercedes?AMG ya está aplicando con éxito en la Fórmula 1 y que implementará en el camino en el futuro».

A finales de 2019, Mercedes-Benz tendrá más de diez híbridos enchufables en la gama: una cartera atractiva desde el automóvil compacto hasta el buque insignia de la Clase S de Mercedes-Benz. El objetivo es poder ofrecer a los clientes más de 20 variantes híbridas enchufables de modelos actuales en 2020.