Mercedes acaba de anunciar la llegada del Clase E 300 de, una variante híbrida que combina un motor eléctrico con otro diésel

El mundo automovilístico actual está experimentando un constante cambio, en el que las motorizaciones más comprometidas con el medioambiente están tomando el protagonismo. Esto mismo ha querido demostrar Mercedes, una firma que está apostando cada vez más por una gama de modelos mucho más sostenible, como el nuevo Clase E 300 de. Esta nueva versión de la berlina germana llega para reivindicar el importante avance al que está sometiendo Mercedes a sus modelos, algo que vemos reflejado en el motor híbrido diésel y eléctrico que se esconde tras la denominación 300 de.

De esta forma, no solo estamos ante un innovador propulsor, sino que también se nos presenta una posible solución respecto a la polémica que está surgiendo alrededor de los diésel. Mercedes ha querido recurrir a la propulsión eléctrica no solo para reducir el número de emisiones de CO2, sino también para ofrecer menores consumos, mayor potencia y la posibilidad desplazarnos con este nuevo sustento de vida.

Más potencia para el Mercedes Clase E 300 de

Desde hace tiempo, los fabricantes hacen uso de los motores eléctricos por su gran potencial para mejorar las prestaciones de un vehículo, algo que ha sucedido con el Clase E. En esta ocasión, la variante 300 de recurre a un propulsor diésel y a otro 100% eléctrico y, cuando ambos trabajan juntos, son capaces de ofrecer unas prestaciones muy por encima de las habituales en un vehículo de este segmento y similar motor de combustión.

Inicialmente, la berlina de la firma de la estrella recurre a un corazón diésel de cuatro cilindros capaz de generar 194 CV y 400 Nm de par. Sin embargo, estas cifras se ven rápidamente ascendidas hasta los 306 CV y 700 Nm de par, algo que es posible gracias a la presencia del motor eléctrico, el cual ofrece 122 CV y 440 Nm de par adicionales. Con estas prestaciones, el nuevo Clase E 300 de es capaz de alcanzar los 100 km/h en 5,9 segundos y declara una velocidad máxima de 250 km/h.

Hasta 54 kilómetros de autonomía y tan solo 1,5 horas de carga para disfrutarlo

Sin embargo y como ya hemos mencionado, la presencia de un motor eléctrico no solo busca incrementar la potencia del vehículo, sino ofrecer numerosas ventajas frente a una mecánica más tradicional. En esta ocasión, los ingenieros de Mercedes permitirán a sus usuarios recurrir a un modo en el que el motor eléctrico es el encargado de hacer que el Clase E se desplace.

Gracias a la presencia de este, sus usuarios podrán gozar de hasta 54 kilómetros de autonomía, una capacidad que se reduce ligeramente hasta los 52 kilómetros en el Clase E Estate. Para poder disfrutar de esta libertad eléctrica, la berlina alemana incluye en su interior una batería de 13,5 kWh, y la cual podrá pasar de un 10% de carga al 100% en tan solo 1,5 horas, un tiempo que será posible si recurrimos a una conexión Wallbox mediante el cargador de 7,4 kW. En caso de emplear una toma de corriente estándar, necesitaremos un tiempo de 5 horas de carga para disfrutar de toda su autonomía.

Disponible en España desde 66.400 euros

El nuevo Mercedes Clase E 300 de llega para revolucionar el mercado de las berlinas híbridas, un sector no muy asiduo de momento y que podría darse como una situación muy ventajosa para la firma de la estrella. Con esas mismas intenciones llega también a España, un mercado donde los vehículos que recurren a este tipo de motorización están teniendo cada vez más cabida.

Si nuestra intención es la de adquirir un Clase E con esta motorización, tendremos que realizar un desembolso de 66.400 euros, una cifra que aumentará hasta los 69.050 euros en caso de decantarnos por la carrocería Estate, que mantiene prácticamente intactas las prestaciones y es capaz de ofrecer más espacio de carga y versatilidad.