Tras probarlo en la presentación nacional, te dejamos cinco argumentos por los que deberías considerar el nuevo Mitsubishi Outlander PHEV como una seria alternativa de compra si buscas un SUV para uso diario y con la familia.

Sigue siendo el mismo coche, y con las mismas cualidades que han llevado al Mitsubishi Outlander PHEV a convertirse en el coche híbrido enchufable líder en ventas en el mercado español y en el SUV híbrido enchufable más vendido del mundo. Pero en su nueva edición, y preparándose para la llegada de una competencia que hasta ahora era inexistente, Mitsubishi ha potenciado todas las cualidades que han llevado al Outlander PHEV a esta posición de privilegio.

Tras comprobar durante la presentación nacional a la prensa todos los cambios y su efecto en la conducción y en el bolsillo del cliente final, aquí tienes las cinco principales razones por las que creemos que el Mitsubishi Outlander PHEV puede ser considerado como una magnífica opción de compra.

1. Una puesta al día que le sienta muy bien

Siempre que he recomendado a alguien que me preguntaba por un coche familiar, preferentemente un SUV, que fuese cómodo para viajar pero que gastase poco combustible, y que no funcionase con gasóleo, he contado con el Mitsubishi Outlander PHEV como opción de compra. Y casi siempre la respuesta era la misma: que vale, pero que no era un coche “bonito”.

Mitsubishi Outlander PHEV

Ahora, con los cambios estéticos introducidos en la nueva generación, el Outlander se ha modernizado lo suficiente como para hacer cambiar de opinión a los que pensaban que no contaba con una estética agraciada. Y no ha hecho falta mucho: nueva parrilla, grupos ópticos y pequeños detalles por aquí y por allá. También se ha remodelado el interior, con materiales de más calidad, mejores asientos o una nueva instrumentación. La sensación es la de estar en un coche bien hecho, con un ambiente que, sobre todo en el acabado superior, roza lo Premium.

2. Con etiqueta ECO de la DGT

Uno de los principales argumentos de compra del Outlander PHEV. Sin renunciar a nada en cuanto a espacio, versatilidad o prestaciones, por su condición de híbrido enchufable con más de 40 km de autonomía en modo eléctrico, el Outlander PHEV cuenta con la etiqueta ECO de la DGT.

Mitsubishi Outlander PHEV

Y tal y como se están poniendo las cosas en las grandes ciudades, con restricciones de todo tipo a la circulación, la etiqueta ECO es una garantía de movilidad… y de ahorro. Recuerda que los vehículos con este distintivo tienen ventajas en el impuesto de circulación, a la hora de aparcar en zonas de estacionamiento regulado, en los peajes en algunas ciudades, e incluso disfrutan de acceso a carriles restringidos como el BUS/VAO.

3. Más potencia y más autonomía en modo eléctrico

Llegamos a la mejora que más se siente en el nuevo Outlander PHEV: su sistema de propulsión. El motor 2.0 de gasolina deja paso a un 2.4 que ofrece 135 CV ­–15 más que antes–, y que además resulta más suave y más eficiente. Y a esto hay que unir que el motor eléctrico trasero también gana 13 CV, por lo que la potencia de sistema pasa de 203 a 230 CV.

Mitsubishi Outlander PHEV

Con una batería un 10 por ciento más potente, el Outlander PHEV anuncia un consumo medio homologado de 1,8 l/100 km. Y la autonomía sigue siendo de 54 km, pero ya en ciclo WLTP, mucho más realista que el ciclo NEDC. Por lo tanto, se puede decir que el Outlander ha mejorado su autonomía real en modo eléctrico. Y es que, si los 54 km homologados en ciclo NEDC de la versión anterior eran difíciles de conseguir en utilización real, ahora el Outlander PHEV supera los 50 km utilizando únicamente energía eléctrica sin problemas, como pudimos comprobar nuestra toma de contacto. Y con posibilidad de alcanzar una velocidad máxima superior, pues en modo EV antes se limitaba a 125 km/h, y ahora alcanza 10 km/h más.

Mitsubishi Outlander PHEV

Durante esta primera prueba, recorrimos casi 60 kilómetros combinando ciudad y autopista, realizando un tramo urbano sin consumir ni una gota de combustible durante los primeros 20 km. Al final, para comprobar el funcionamiento también en modo híbrido, decidimos dejar al sistema funcionar de forma automática tras salir a carretera, completando el recorrido con un consumo de combustible de apenas 2 l/100 km, más unos 12 kW de energía. Y aquí hay que tener en cuenta que si sales con las baterías cargadas de casa, puedes usar el modo “SAVE” para reservar la energía para ciudad, y que durante la conducción normal el propio coche también recupera energía.

Mitsubishi Outlander PHEV

En general, podemos concluir que el Outlander PHEV es un SUV cómodo, que puede incluso ser rápido en modo “Sport” aprovechando toda la potencia, muy suave y fácil de conducir y perfectamente válido para uso familiar por espacio interior y capacidad de carga. Eso sí, en viajes largos no esperes un consumo tan bajo, aunque sí es una alternativa a un diésel: medias reales en torno a 7 l/100 km son perfectamente posibles.

4. Acuerdo con Endesa: electricidad gratis para 5.000 km

Mitsubishi tiene un acuerdo con Endesa para que los clientes del Outlander PHEV puedan beneficiarse de la denominada Solución Integral de Recarga de Vehículo Eléctrico de Endesa. ¿En qué se traduce este acuerdo? Pues en que si eres propietario de un Outlander PHEV y contratas la tarifa Tempo Zero Vehículo Eléctrico, tendrás electricidad gratis para unos 540 km mensuales.

Mitsubishi Outlander PHEV

Endesa puede participar aquí en el proceso de instalación del punto de carga. Pero además, recargando por la noche en la denominadas horas “Tempo” (de 1 a 7h), los primeros 100 kWh de carga al mes son gratuitos para el cliente de la compañía eléctrica en posesión de un Outlander. Esto supone poder circular unos 5.400 km gratis al año, si el tipo de utilización que se hace del coche permite aprovechar la tarifa. Además, para el resto de cargas una vez superado ese límite, también se puede disfrutar de un descuento del 60%.

5. Precio y descuentos: ahora también en versión Motion

Con descuentos que alcanzan los 10.000 euros sobre el precio de tarifa, tienes un Mitsubishi Outlander PHEV desde 33.295 con acabado Motion. Y es que esta es otra de las buenas noticas del nuevo Outlander. En su última edición se comercializaba únicamente con la versión de acabado superior Kaiteki. Ahora, Mitsubishi recupera la variante de acabado Motion.

Mitsubishi Outlander PHEV

Y no pienses que vas mal servido de equipamiento. La versión Motion ya tiene todo lo que podemos considerar imprescindible, con climatizador, cámara trasera, los sistemas de asistencia y seguridad normales hoy en día, y detalles como las llantas de aleación ligera de 18 pulgadas.

Claro que si quieres la versión más exclusiva, puedes dirigir tus miradas al Outlander PHEV Kaiteki. Aquí el precio se va hasta los 38.120 euros (frente a un precio de tarifa que, sin descuentos, supera los 50.000 euros). Pero te llevas un coche de lo más completo. Son de serie, entre otros elementos, la tapicería de cuero, asiento y volante calefactados, el control de velocidad de crucero activo o el portón trasero eléctrico. Y entre los asistentes a la conducción, se añaden también las luces largas automáticas, la alerta por cambio involuntario de carril, las luces largas automáticas, el sistema de ayuda al aparcamiento o la cámara con visión periférica.

Galería de imágenes Mitsubishi Outlander PHEV