El Modo Centinela ha ayudado a identificar a un ladrón que intentó robar objetos de valor en el interior de un Model 3

A mediados del pasado mes de febrero, Tesla incluyó en una nueva actualización de software el denominado Modo Centinela, o Sentry Mode en inglés. Esta nueva función, orientada a mejorar la seguridad del vehículo, es la respuesta de la firma americana a la creciente preocupación de sus clientes por la oleada de robos que se está registrando en algunas zonas de Estados Unidos, y que afecta especialmente al Model 3.

El objetivo del Modo Centinela de Tesla es el de mejorar la seguridad del vehículo, evitando actos de vandalismo y robo o, en el peor de los casos, ayudando a identificar al agresor. Para ello, la computadora del vehículo evalúa el nivel de amenaza en cada momento, en base a la información que le llega de las 8 cámaras instaladas alrededor del coche, así como también de distintos sensores y micrófonos.

Cuando el sistema considera que la amenaza es leve, entonces únicamente activa la pantalla central indicando que está alerta y vigilando lo que pueda suceder. Si por el contrario considera que la amenaza es grave, en ese caso activará todas las medidas de seguridad de las que dispone: incrementando el brillo de la pantalla central al máximo, reproduciendo música a máximo volumen para ahuyentar al agresor y enviando una notificación de aviso al propietario. Además el Modo Centinela graba en vídeo todo lo que ocurre alrededor del vehículo, algo que puede ser muy útil para identificar posteriormente al agresor.

AdvertisementAdvertisement

Cazado por el Modo Centinela

Hasta aquí la teoría, pero en la práctica el Modo Centinela de Tesla ha demostrado también su enorme potencial, ayudando a detener en San Francisco a un ladrón que desconocía por completo la existencia de este sistema de seguridad. La cadena de televisión ABC 7 News reportaba este lunes que un hombre había sido detenido en San Francisco después de haber sido identificado en el vídeo grabado por el Modo Centinela de un Model 3 que había intentado robar.

Jed Franklin, el propietario del Model 3, dejó su vehículo aparcado en la calle y poco tiempo después recibió una notificación en su smartphone advirtiéndole de que el Modo Centinela había detectado una agresión. Cuando llegó al lugar donde había aparcado su Model 3 comprobó que el vehículo seguía allí, pero una ventanilla estaba rota. El ladrón no encontró nada de valor en el interior del coche y acabó por marcharse con las manos vacías, dejando eso sí esa ventanilla rota.

El vídeo grabado fue definitivo para su detención

Franklin condujo su coche hasta casa y allí comprobó las grabaciones que había realizado el Modo Centinela de su Model 3 en el Pendrive. Su sorpresa fue mayúscula cuando pudo ver cómo el agresor rompía la ventanilla, buscaba objetos de valor en el interior y posteriormente huía rápidamente.

El vídeo grabado por el Modo Centinela permitió a la policía identificar rápidamente al ladrón, ya que éste no solo mostraba su cara al descubierto sino que, además, en el vídeo se veía como huía en su coche que había aparcado justo delante mostrando en primer plano la matrícula.