Algunos módulos de la batería defectuosos podrían provocar el incendio de la batería del ES8 si éstos se sobrecalentasen en exceso

El fabricante chino NIO se ha visto obligado a llamar a revisión a una cuarta parte de los ES8 vendidos en su propio país por un problema de sobrecalentamiento de la batería que, en situaciones concretas, podría llegar a provocar el incendio espontáneo de la batería.

Ha sido la propia Agencia China para la Regulación del Mercado la que ha hecho pública la noticia, alegando que el número total de vehículos del modelo ES8 de NIO que serán llamados a revisión asciende a 4803 unidades. También ha adelantado que la fecha de fabricación de todos estos modelos afectados se sitúa entre el 2 de abril y el 19 de octubre de 2018.

Hasta el mes pasado NIO había vendido en China 17550 unidades de su SUV ES8, por lo que los vehículos que tendrán que pasar por el taller para ser revisados suponen más de la cuarta parte de los ya vendidos.

NIO ya está tomando medidas

El problema detectado afecta, al parecer, a algunos módulos de la batería que serían defectuosos, lo que podría provocar en casos extremos su combustión espontánea si se sobrecalientan en exceso. Según algunas fuentes, NIO está reemplazando estos módulos de forma gratuita a los clientes afectados.

Este problema llega, sin embargo, en el peor momento posible, después de que al menos 3 vehículos del fabricante chino se hayan incendiado durante los últimos meses en China.

Precisamente hace pocos días el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información chino hizo público un requerimiento a todos los fabricantes de vehículos eléctricos, avisándoles de que deben anunciar cualquier incendio que se produzca en uno de sus vehículos. Aquellos fabricantes que no cumplan con este requerimiento deberán afrontar severas sanciones.

La llamada a revisión del ES8 es solo un problema más

Las cosas no le están yendo precisamente bien al fabricante chino, que este mismo año se vio obligado a cancelar sus planes para crear una nueva planta de producción en Shanghai, después de registrar perdidas por valor de 1400 millones de dólares en 2018. La llamada a revisión de casi 5000 vehículos de la marca no ayudará, sin duda, a mejorar su situación.

No todo son malas noticias, sin embargo. La pasada semana NIO realizó las primeras entregas del ES6, un SUV de menor tamaño que el ES8. La compañía china presentó también a principios de año un nuevo concept car en la Feria del Automóvil de Shanghai, junto a una nueva estación de carga rápida para sus vehículos.