Tesla deja de ser así la única compañía que considera que el uso del LIDAR resulta demasiado caro y no aporta una ventaja significativa

Durante el Autonomy Day celebrado por Tesla a finales del pasado mes de abril, Elon Musk volvió a insistir una vez más en que el LIDAR es un elemento innecesario y demasiado caro que dificulta, por tanto, el objetivo de lograr que la conducción autónoma total sea una realidad accesible para un buen número de personas.

El CEO de Tesla llegó incluso a vaticinar que la gran mayoría de las compañías que actualmente emplean sensores LIDAR en el desarrollo de sus sistemas de conducción autónoma acabarán abandonando esta tecnología en un futuro próximo.

Aquella afirmación de Musk parecía tener todo el sentido del mundo, más aún si tenemos en cuenta que la instalación de varios sensores LIDAR en un vehículo como el Model 3 encarecería notablemente su precio y, además, rompería por completo la estética del vehículo. Resulta bastante evidente que a nadie le gusta un coche con un dispositivo que sobresale en el techo o en el frontal del vehículo.

Advertisement

Pero, aún siendo todo esto cierto, ¿cómo se explica entonces que los ingenieros de absolutamente todas las demás compañías que trabajan en el desarrollo de sus propios sistemas de conducción autónoma sigan confiando en el uso del LIDAR? ¿Está Musk en lo cierto y todos los demás equivocados? Resulta quizás un tanto presuntuoso pensar así.

Nissan tampoco cree en el LIDAR

Sea como sea, y sin entrar en quién tiene razón, lo cierto es que Tesla va a dejar de ser ese chico rebelde que se mueve en sentido contrario del resto de la industria.

El fabricante japonés Nissan acaba de anunciar recientemente su intención de emplear únicamente cámaras y radar en el desarrollo de su futuro sistema de conducción autónoma total, situándose de este modo del lado de Tesla respecto a la necesidad o no del uso del LIDAR.

Nissan argumenta esta decisión del mismo modo que lo hizo Tesla, asegurando que el LIDAR es un componente excesivamente caro en relación a lo que es capaz de ofrecer. En respuesta a una pregunta sobre este asunto,Tetsuya Iijima, manager general de tecnologías avanzadas de Nissan, aseguró que las capacidades actuales del LIDAR son superadas por las soluciones avanzadas que existen actualmente basadas en un sistema de cámaras y radares.

Nissan Leaf

Mejoras en el ProPilot de Nissan

Nissan acaba de presentar además su nuevo sistema de conducción autónoma ProPilot 2.0, que va un paso más allá de lo que ofrece la versión actual que podemos encontrar, por ejemplo, en el LEAF. Este nuevo sistema, basado también en el uso de cámaras y radares, permite al conductor apartar las manos del volante cuando circula por autopista en algunas rutas concretas, siempre y cuando se mantenga en el mismo carril.

La tecnología empleada por Nissan es capaz de crear un mapa tridimensional alrededor del vehículo, empleando únicamente cámaras y sensores de radar y sonar. Adicionalmente, la firma japonesa está desarrollando un nuevo sistema que emplea tres cámaras frontales, capaces de capturar un área más amplia por delante del vehículo.

Nissan pretende incorporar todos estos avances alcanzados en la conducción autónoma en un buen número de vehículos de su gama en un futuro próximo, llegando incluso a los modelos más accesibles. De este modo pretende potenciar sus ventas y recuperarse de la caída de ingresos que ha soportado durante los últimos trimestres.