Noruega también apuesta por los camiones eléctricos para el servicio postal

Noruega también apuesta por los camiones eléctricos para el servicio postal

Escrito por: Victor Alós    11 febrero 2022     2 minutos

Noruega no solo está creciendo en el uso de coches eléctricos, sino que también ha comprado camiones eléctricos para el servicio postal.

Hemos comentado muchas veces que Noruega está avanzando de manera muy rápida en la movilidad eléctrica. Pero no se trata solo de coches eléctricos, sino también de vehículos comerciales. Las empresas públicas están poniendo en práctica una política para reducir el impacto medioambiental de los vehículos que utilizan.

El Servicio Postal de Noruega ha solicitado a Volvo Trucks 29 unidades de sus modelos eléctricos. Este pedido incluye los modelos FL y FE, con dos y tres ejes, respectivamente. Estos camiones eléctricos tendrán varias configuraciones, para poder cumplir con el servicio de la manera más efectiva.

Volvo Trucks Fe

Camiones eléctricos y a gas

Este no es el primer pedido que ha realizado el servicio de correos de Noruega a Volvo Trucks. Con anterioridad realizó uno compuesto por 13 unidades propulsadas por biogás y otros tres camiones eléctricos. Esto quiere decir que durante 2022 la empresa pública noruega recibirá 32 camiones eléctricos y esos otros 13 movidos por biogás.

El Volvo FL es un camión eléctrico con un peso de 16 toneladas que equipa un motor eléctrico de 130 kW de potencia nominal, equivalentes a 175 CV y con una potencia máxima de 185 kW, equivalentes a 248 CV. Utiliza una transmisión de dos velocidades, que permite que el par máximo de 425 Nm pase a ser de 16 000 Nm en el eje trasero.

Noruega empieza el año con casi 7 mil eléctricos más en sus carreteras

Noruega empieza el año con casi 7 mil eléctricos más en sus carreteras

El día en el que la totalidad de las matriculaciones en Noruega corresponda a vehículos totalmente eléctricos está cada vez más cerca

LEER MÁS

Las baterías ocupan una franja de capacidad desde 100 a 300 kWh, lo que permite, en la más grande, una autonomía de hasta 300 kilómetros.

Por su parte, el Volvo FE tiene varias configuraciones disponibles. Los motores son dos, uno que ofrece 260 kW, o lo que es lo mismo, 350 CV, y otro que suma 350 kW, equivalentes a 500 CV. Las baterías están en horquilla entre los 200 y 300 kW. En su configuración más elevada, Volvo garantiza una autonomía de 200 kilómetros. Además, las dos baterías cuentan con carga rápida.

Comentarios cerrados