ONE presenta sus celdas de alta densidad energética sin ánodo

ONE presenta sus celdas de alta densidad energética sin ánodo

Escrito por: Javier Cantagalli   @Cantagalli    19 septiembre 2022     2 minutos

La arquitectura de doble química que propone ONE permitiría comercializar automóviles eléctricos con autonomías nunca vistas hasta ahora

Our Next Energy, conocida popularmente como ONE, acaba de dar a conocer al mundo un nuevo tipo de celdas para baterías que prometen ser revolucionarias. La compañía con sede en Michigan asegura que sus nuevas celdas prismáticas de iones de litio que no incluyen ánodo ofrecen una densidad energética volumétrica de 1007 Wh/L, superando de largo en este apartado a las de la competencia.

La alta densidad energética no es, sin embargo, la única ventaja que ofrecen estas nuevas celdas. ONE asegura que su coste será aproximadamente la mitad que el de otras celdas similares, dado que estas no integran un ánodo de grafito y no requieren tampoco, por tanto, el equipamiento necesario para su producción.

One Anode Free Cell Team

La compañía considera que, una vez se haya logrado escalar la producción, el coste de estas celdas podría rondar los 50 dólares por kWh. De este modo, el pack de baterías de un vehículo de tipo medio de 75 kWh de capacidad tendría un coste total de tan solo 3.750 dólares.

¿Dónde está el truco entonces?

Como era de esperar no todo iban a ser buenas noticias, la composición química de estas nuevas celdas trae consigo también algunas desventajas. Entre ellas la limitada cantidad de energía que son capaces de suministrar en un momento concreto, el menor número de ciclos de vida o el mayor riesgo de cortocircuitos si la comparamos con otras celdas, tanto de litio ferrofosfato (LFP) como de iones de litio.

One Dual Chemistry Architecture

Para solventar este problema, ONE presenta como solución la utilización de una arquitectura de doble química. Esto es, combinar dentro del pack de baterías celdas LFP con estas nuevas celdas de iones de litio sin ánodo. Según explica la compañía, de este modo las celdas LFP serían las que soportasen todo el trabajo en el día a día, ofreciendo una autonomía de unos 240 km. Mientras que las nuevas celdas sin ánodo mejorarían la densidad energética del pack de baterías a un coste bajo, ofreciendo así más de 700 km de autonomía en total para los desplazamientos de largas distancias.

ONE afirma que empleando esta arquitectura con doble química se reducirían en hasta un 90 por ciento los inconvenientes de sus nuevas celdas sin ánodo y sería posible comercializar un pack de baterías con un ciclo de vida que permitiría realizar hasta 400 mil kilómetros.

Comentarios cerrados