Opel ya ha dado el pistoletazo de salida para el plan Place!, el cual promete un futuro eléctrico e híbrido dentro de muy poco tiempo

Las mecánicas eléctricas se presenta como una opción prácticamente asentada en nuestro mercado, algo que se reafirma aún más con las claras intenciones que tienen algunas firmas de electrificar su gama de modelos, como es el caso de Opel. La firma germana experimentó una unión con el Grupo PSA, el cual ha comenzado a instaurar unas claras inclinaciones hacia las mayores innovaciones automovilísticas. Lo han denominado como plan Pace!, y permitirá a Opel revolucionar su gama de modelos con la presencia de variantes tanto eléctricas como híbridas enchufables.

Este plan se centra en ofrecer una gama de modelos más eficiente y con contaminación cero en los vehículos 100% eléctricos, algo que se aplicará de forma paulatina en todos y cada uno de los segmentos con los que trabaja Opel. Al mismo tiempo, el sector comercial también se verá beneficiado, ya que Opel tiene pensado implantar el plan Pace! también en las furgonetas que forman parte de su familia.

Place!: un futuro eléctrico

Opel ya está comenzando a dar los primeros pasos con su ofensiva eléctrica e híbrida, la cual se encargará de acercar a sus clientes a un futuro que parecía mucho más lejano. Desde el modelo más modesto hasta el más exclusivo gozarán de esta nueva tecnología, la cual busca reducir a toda costa las contaminaciones y ofrecer considerables ahorros al evitar la gasolina.

En el año 2020, la firma germana ya contará con cuatro vehículos electrificados, entre los cuales se encontrará una variante del Corsa recurriendo a este sustento de vida y al Grandland X PHEV, la versión híbrida enchufable del SUV franco-germano. Al mismo tiempo, en estos dos años se pasará de cuatro a ocho vehículos electrificados, y habrá una variante eléctrica de todos los modelos de Opel en el año 2024.

502 millones de euros de beneficio en los seis primeros meses de 2018

La marca también requiere de beneficios para poder desarrollar con éxito el plan Place!, el cual ha tenido en cuenta la gran demanda tanto de turismos como de vehículos comerciales. Con una reducción de costes fijos de un 28% durante la primera mitad de año, Opel ha conseguido unos beneficios de 502 millones de euros, una cantidad que se invertirá en el futuro sostenible que tanto ansían.

Por otra parte, las sinergias entre la marca germana y el Grupo PSA ha permitido obtener una fabricación más eficiente, la cual se caracteriza por reducir los costes de producción de sus vehículos comunes en un 50% y manteniendo una alta calidad. Al mismo tiempo, los vehículos comerciales ligeros también están siendo claves en el plan Pace!, siendo el Opel Combo uno de los principales protagonistas, ya que la firma ya ha registrado más de 25.000 pedidos desde el comienzo de su comercialización en septiembre.