El CEO de Panasonic alerta de que la producción actual de celdas para baterías no será suficiente una vez se inicie la producción del Model Y

La experiencia de estos últimos años, en los que diversos fabricantes han iniciado la producción por vez primera de nuevos vehículos con sistema de propulsión totalmente eléctrico, nos ha enseñado que el principal problema al que han tenido que enfrentarse estos fabricantes ha sido, y es, la escasez de celdas para las baterías.

Tesla ha presumido siempre de estar más o menos a salvo de este problema gracias a su acuerdo con Panasonic, que le ha asegurado hasta ahora un suministro de celdas continuo al llevar su producción a sus propias instalaciones: la llamada Gigafactory 1.

Algunas informaciones publicadas durante los últimos meses, sin embargo, sugieren que el acuerdo de Tesla con Panasonic podría estar empezando a mostrar algunas grietas.

Este mismo mes de abril de 2019, un nuevo reporte indicaba que ambas compañías habían suspendido la inversión prevista para la expansión de la Gigafactory 1. Tesla se apresuró, no obstante, en negar esta información, alegando que los planes de expansión se mantenían y que únicamente se habían retrasado porque Panasonic quería amortizar más el equipo actual.

La desconocida difícil relación entre Panasonic y Tesla

Elon Musk explicó posteriormente que el acuerdo de Tesla con Panasonic establecía que la compañía japonesa debía alcanzar una producción anual de celdas para baterías de 35 GWh, cuando actualmente la producción estaba limitada a 23 GWh. La escasez de celdas para baterías producidas por Panasonic fue precisamente lo que provocó algunos retrasos en el inicio de la producción del Model 3 en 2017.

Tras las quejas públicas de Elon Musk, Panasonic finalmente parece que va a alcanzar esos 35 GWh anuales prometidos este mismo año; o al menos eso es lo que ha asegurado recientemente el CEO de la compañía, Kazuhiro Tsuga, durante la última conferencia de resultados. Sin embargo, este anuncio vino acompañado de una advertencia por parte del CEO de la compañía japonesa.

La producción actual de celdas para baterías no es suficiente

Tsuga aseguró que, efectivamente, este mismo año se va a alcanzar la producción anual prometida de 35 GWh, pero eso no será suficiente una vez se inicie la producción del Tesla Model Y en 2020. Sobre cómo van a solucionar este problema, se limitó a afirmar que es un asunto que tienen que discutir con Tesla, al igual que el inicio de la producción de celdas para baterías en la nueva Gigafactory 3 que Tesla está construyendo en China.

Tesla comenzará a producir el Model 3 en China a finales de este año, si todo sale según lo planeado, pero no ha confirmado aún quién va a ser su proveedor de celdas para baterías de los vehículos fabricados allí. Algunos rumores sugieren que Tesla podría estar planeando recurrir por vez primera a un proveedor de celdas que no sea Panasonic para los Model 3 fabricados en China, negociando probablemente con alguna compañía China.

Un problema que habrá que resolver

La producción del Model Y está previsto que se inicie a finales de 2020, aunque la compañía americana aún no ha decidido si lo fabricará en la Gigafactory 1 en Nevada, o en la fábrica de Fremont en California. Todavía queda tiempo, por tanto, para que Tesla llegue a un nuevo acuerdo con Panasonic, o con cualquier otro proveedor, que garantice el suministro de celdas para baterías. Pero lo que es evidente es que es un problema que está encima de la mesa y al que tendrá que hacer frente si no quiere sufrir complicaciones una vez iniciada la producción del Model Y.