Este servicio que ya está funcionando en el parking del Museo Mercedes-Benz permite que el vehículo se dirija de forma autónoma a su plaza de aparcamiento

Mercedes-Benz y Bosch acaban de anunciar la disponibilidad de un nuevo servicio de aparcamiento autónomo en la ciudad alemana de Stuttgart. Las autoridades alemanas han dado el visto bueno al sistema desarrollado por ambas compañías, gracias al cual los vehículos que cuenten con el equipamiento adecuado pueden dirigirse autónomamente hasta su plaza de aparcamiento.

Este nuevo servicio, que acaba de inaugurarse en el parking del Museo Mercedes-Benz en Stuttgart, supone un importante logro en el camino hacia la conducción autónoma total.

El desarrollo de este sistema ha requerido el trabajo conjunto de Bosch y Mercedes-Benz. Así, mientras la primera ha sido la encargada de proporcionar toda la infraestructura con la que cuenta este parking, la segunda ha integrado la tecnología necesaria en sus propios vehículos.

AdvertisementAdvertisement

¿Cómo funciona este servicio de aparcamiento autónomo?

El funcionamiento de este servicio es muy simple. Una vez se llega al parking el conductor detiene el vehículo en un área especifica situada cerca de la salida para peatones. Al bajar del vehículo, utilizando una aplicación para dispositivos móviles, se le indica al vehículo que ya puede irse a su plaza de aparcamiento. En ese momento el conductor y el resto de ocupantes del vehículo ya pueden abandonar el parking andando.

Una vez recibida la orden de aparcar, el vehículo autónomamente se dirigirá a su plaza de aparcamiento. Para ello utilizará, no solo la tecnología integrada en el propio vehículo, sino también la información recibida de los sensores proporcionados por Bosch que se encuentran distribuidos por todo el parking.

Como puede verse en el vídeo que encontrarás un poco más abajo, el vehículo es capaz de detenerse en cualquier momento si detecta cualquier obstáculo, ya sea otro coche o una persona que se cruza en su camino. Además, para que el resto de conductores y peatones sepan que el vehículo se está desplazando de forma totalmente autónoma, Mercedes-Benz ha incluido una iluminación azul adicional en los espejos retrovisores y en la parte posterior que se activa automáticamente.

Posteriormente, cuando el conductor y sus acompañantes llegan de nuevo al parking, solo deben acceder a la misma zona del parking donde dejaron el vehículo y solicitar de nuevo que venga a recogerles.

El sistema desarrollado por Mercedes-Benz y Bosch permite que el vehículo realice cualquier tipo de maniobra para aparcar y que pueda desplazarse por los pasillos sin ningún problema, incluso subiendo y bajando rampas para acceder a otras plantas del aparcamiento.

El parking del Museo Mercedes-Benz es solo el principio

Ambas compañías llevan ya varios años desarrollando este sistema y ya habían mostrado su potencial en otras ocasiones. En 2018 los visitantes al Museo Mercedes-Benz ya podían utilizarlo, pero era necesaria la asistencia del personal de seguridad. A partir de ahora, una vez que este sistema ha recibido el visto bueno de las autoridades, los asistentes al Museo podrán disfrutar de este servicio de aparcamiento autónomo sin restricciones de ningún tipo.

Mercedes-Benz espera que éste sea solo un primer paso y que las autoridades de otros países permitan también su utilización, para poder así abrir más parkings que ofrezcan este mismo servicio.