El Piëch Mark Zero es un deportivo eléctrico que tarda 4:40 minutos en cargar el 80% de su capacidad. Llegará al mercado en 2022.

El Piëch Mark Zero viene de la familia Piëch, una de las ramas de la familia Porsche. Tras su debut en el Salón del Automóvil de Ginebra, el primer coche eléctrico de la compañía lleva el nombre de Ferdinand Piëch. Uno de los fundadores es Toni Piëch, hijo de Ferdinand Piëch y nieto de Ferdinand Porsche.

El Piëch Mark Zero es un deportivo, completamente eléctrico, estilo Gran Turismo que cuenta con una plataforma propia y un esquema mecánico eléctrico que equipa un nuevo sistema de baterías. Estas baterías están desarrolladas por Desten Group, un fabricante con sede en Hong Kong.

MarkZero

Un eléctrico con un nuevo sistema de baterías

Las baterías del Piëch Mark Zero están colocadas en forma de T, entre el túnel central y el eje trasero. Esta disposición está heredada del Chevrolet Volt de primera generación. El fabricante ha apuntado que esta distribución permite una distribución de pesos similar a la de un modelo de combustión.

AdvertisementAdvertisement

El Piëch Mark Zero completamente eléctrico equipa tres motores eléctricos que ofrecen, la friolera de, 204 CV cada uno. Dos de los propulsores están situados sobre el eje trasero y uno sobre el delantero. Si se habla de autonomía, este deportivo eléctrico ofrece 500 Kilómetros según el ciclo WLTP.

Se desconoce, por el momento, la potencia combinada total que ofrece el deportivo eléctrico pariente de Porsche pero todo apunta a que esté cerca de los 615 CV de potencia. Además, es capaz de ponerse de 0 a 100 km/hora en 3,3 segundos. Su velocidad máxima la alcanza a 250 Km/hora. Es importante destacar que tiene un peso de 1.800 kilogramos.

MarkZero

Piëch Mark Zero: tiempos de carga de récord

Las revolucionarias baterías de iones de litio y sus innovadoras células que según el fabricante «apenas se calientan durante las fases de carga o descarga, permiten una alta tasa de recuperación y pueden recargarse en un tiempo récord; 4′ 40″ para el 80% de su capacidad».

El Piëch Mark Zero llegará al mercado en 2022 y será el primero de una serie de tres modelos que equipen la misma tecnología.

Por su parte, Desten «ha hecho avances innovadores en el área del desarrollo celular. Las baterías pueden cargarse extremadamente rápido, calentarse muy poco y tener una vida útil particularmente larga. La tecnología también es muy segura. La batería utilizada en Piëch Mark Zero ha sido probada por institutos y compañías independientes líderes como Hofer Powertrain, Esslingen University y TÜV Süd».

Algunas fuentes aseguran que «esto podría hacer una contribución importante para ayudar a que la electromovilidad finalmente tenga su gran avance. La combinación de estos factores puede crear la aceptación necesaria para que muchos clientes cambien a vehículos eléctricos: una carga del 80 por ciento en alrededor de 4:40 minutos toma solo un poco más de tiempo que repostar en una estación de servicio. Incluso los cables y enchufes no requieren un costoso enfriamiento por agua, ya que solo se calientan marginalmente durante el proceso de carga».