La explosión de una estación en Noruega ha provocado el cierre de toda la red del país y la paralización de las ventas de vehículos de pila de hidrógeno

Es conocido por todos que la irrupción en el mercado de los vehículos de pila de hidrógeno está siendo mucho más lenta de lo que algunos fabricantes, como Toyota o Hyundai, quisieran. Por si esto fuera poco, los últimos acontecimientos sucedidos en Noruega con toda seguridad no van a ayudar a que esta situación cambie a mejor.

Una estación de repostaje de hidrógeno de Uno-X situada en la localidad noruega de Bærum, a pocos kilómetros de Oslo, ha explotado este pasado lunes y, como resultado de este accidente, dos personas que conducían un vehículo convencional de combustión han resultado heridas.

Por el momento se desconoce el motivo de la explosión de esta estación de hidrógeno, pero un portavoz de la policía ha asegurado que la detonación fue tan potente que se activaron los airbags del vehículo en el que iban las dos personas heridas, sin que éste impactara contra ningún elemento solido.

Advertisement

Los vehículos de pila de hídrogeno han quedado inmovilizados por falta de suministro

Las consecuencias de este accidente pueden ser devastadoras para el sector en Noruega, al menos a corto plazo. Nel Hydrogen, la compañía que cuenta con la única red en el país de estaciones de repostaje para vehículos de pila de hidrógeno, ha dejado de operar temporalmente hasta que se aclare lo sucedido.

El CEO de la compañía, Jon André Løkke, ha asegurado que todavía es demasiado pronto para especular sobre lo ocurrido y que su máxima prioridad es la seguridad en sus estaciones. Por ese motivo, y como precaución, han decidido cerrar temporalmente las otras diez estaciones que había en servicio en el país, hasta que se aclare lo ocurrido.

Hyundai Nexo

Esta decisión ha provocado a su vez una serie de consecuencias en cascada. Con toda la red noruega de estaciones de hidrógeno cerrada, los propietarios de vehículos de pila de hidrógeno, como el Mirai de Toyota o el Nexo de Hyundai, han visto como sus vehículos quedaban inmovilizados.

Toyota y Hyundai paralizan las ventas temporalmente

Ante esta situación, tanto Toyota como Hyundai, han anunciado la paralización de las ventas de este tipo de vehículos, ya que tiene poco sentido mantenerlos a la venta si no van a poder repostar. Toyota ofrecerá vehículos de sustitución a los propietarios del Mirai, mientras que Hyundai tomará medidas similares.

No obstante, Toyota ha asegurado que este accidente no cambia en absoluto su visión del hidrógeno como una opción de futuro. La compañía japonesa ha destacado la seguridad de sus vehículos de pila de hidrógeno, afirmando que son igual de seguros que los vehículos de combustión, si no más. La compañía japonesa se ha justificado afirmando que los tanques de sus coches, en los que se almacena el hidrógeno, son tan robustos que incluso pueden soportar el disparo de una bala sin que resulten afectados.