La firma de Stuttgart planea comercializar nuevos modelos eléctricos y la próxima generación del Porsche 718 tiene todas las papeletas para acabar siendo electrificada

Con el inminente lanzamiento al mercado del Taycan, Porsche inicia un nuevo capitulo en su historia en el que los sistemas de propulsión eléctrica van a ir ganando más y más protagonismo. La firma de Stuttgart ya está pensando en nuevos modelos eléctricos para los próximos años, y la próxima generación del Porsche 718, en sus versiones Boxter y Cayman, podría acabar electrificándose por completo.

Ha sido el mismo Jefe de Porsche, Oliver Blume, el que ha alertado de esta posibilidad. Durante los próximos 12 meses Porsche decidirá si el próximo 718 será exclusivamente eléctrico o incluirá también alguna versión con motor de combustión.

Porsche ya está realizando pruebas con algunos prototipos eléctricos del 718, y si finalmente dan luz verde a este proyecto desde la dirección de la compañía, las versiones de producción en sus variantes Boxter y Cayman podrían llegar al mercado en 2022.

AdvertisementAdvertisement

El Porsche 718 eléctrico usaría la plataforma PPE

La firma de Stuttgart ya ha decidido que el Macan contará con una versión eléctrica, algo que ocurrirá a principios de la próxima década. Este nuevo SUV compacto utilizará la plataforma PPE desarrollada conjuntamente con Audi y, al igual que el Taycan, su arquitectura será de 800 V. Ofreciendo así recargas más rápidas y un mejor rendimiento.

En lo que respecta al Cayenne y al Panamera, no cabe duda que en algún momento acabarán electrificándose por completo. Pero esto es algo para lo que probablemente habrá que esperar aún algunos años.

Porsche 911

Un 911 eléctrico en la segunda mitad de la próxima década

Por último, el futuro más inminente del 911 parece que pasará por la hibridación, sin descartar una versión híbrida enchufable. Blume considera que el bajo peso de los vehículos con esta tecnología supone una ventaja importante. Algo que no es posible conseguir, por el momento, con la tecnología actual de baterías en el caso de apostar por una versión totalmente eléctrica.

Blume considera, así mismo, que a partir de 2025 las baterías de estado sólido podrían ser la solución definitiva, que ya permitiría a la compañía plantearse la comercialización de un 911 con sistema de propulsión totalmente eléctrico.

En cualquier caso, y hasta que llegue ese día, Blume cree que las baterías de iones de litio serán la mejor opción para la mayoría de los modelos de la marca. Con mejoras en la densidad de la energía almacenada y, en consecuencia en su peso, que podrían situarse entorno al 10 por ciento anual.