Porsche planea comercializar versiones híbridas y totalmente eléctricas del Boxster y el Cayman que convivirán durante algunos años en su catálogo

La apuesta de Porsche por el vehículo eléctrico parece ir muy en serio. Tras el lanzamiento al mercado del deportivo Taycan y el crossover Taycan Sport Turismo, la firma alemana podría comercializar una versión eléctrica de dos de sus modelos más populares con motor de combustión: el Boxster y el Cayman.

No solo eso, estas versiones totalmente eléctricas podrían venir acompañadas también de versiones híbridas de estos dos modelos. Porsche asegura que ya cuenta con un prototipo híbrido del 718 Boxster, aunque todavía está por ver si será una versión híbrida a secas o híbrida enchufable.

La decisión de la firma alemana de comercializar no solo versiones totalmente eléctricas de estos dos modelos, sino también híbridas, tiene al parecer una justificación técnica. Tras realizar un exhaustivo estudio de ingeniería, Porsche se dio cuenta de que con la tecnología actual de baterías no sería posible ofrecer una autonomía superior a los 300 km.

Nueva plataforma PPE de Porsche

Para superar esta limitación, Porsche estaría ahora estudiando la posibilidad de utilizar su nueva plataforma PPE en estos modelos. Un plan similar al que seguirá con la próxima generación del Macan, que será fabricado utilizando la plataforma MLB para la versión híbrida, mientras que la versión totalmente eléctrica utilizará la plataforma PPE.

Porsche justifica la existencia de versiones tanto híbridas como totalmente eléctricas de un mismo modelo, asegurando que las necesidades de cada país son distintas. Así, por ejemplo, mientras el mercado Chino demanda vehículos eléctricos ya mismo, en otros mercados no parecen tener tanta prisa.

Por otro lado, en lo que al mercado europeo se refiere, la electrificación de los modelos con motor de combustión, optando por versiones híbridas suaves o enchufables, tiene como objetivo poder cumplir con los requisitos del futuro estándar de emisiones Euro 7.

Versiones híbridas suaves del Boxster y el Cayman

Las versiones híbridas suaves del Boxster y el Cayman, que también llegarán, incluirán un sistema eléctrico de 48V con la misma caja automática de siete velocidades y doble embrague. Este sistema de propulsión ha sido diseñado para proporcionar un empuje adicional al motor de combustión, mejorando así el rendimiento y la eficiencia. A diferencia de las versiones híbridas enchufables, en este caso no es posible circular en modo cien por cien eléctrico y siempre es necesario el motor de combustión.

Tras una etapa de transición en la que convivirán versiones totalmente eléctricas y electrificadas, Porsche cree que en 2025 la densidad de energía de la baterías se habrá incrementado en un 25 por ciento. Para entonces, la firma alemana espera además que la irrupción de las baterías de estado sólido permita almacenar mayor cantidad de energía en el mismo espacio, sin que además se produzca un incremento en el peso.