La competencia en el mercado de las Pickups eléctricas se va a disparar en los próximos años y GM no quiere quedarse fuera

Hasta ahora la electrificación ha llegado a los vehículos de prácticamente todos los segmentos, a excepción de uno. La presentación de la Rivian R1T el pasado mes de noviembre, con gran acogida entre el público, ha supuesto sin embargo un vuelco a esta situación y ha propiciado que ahora otros fabricantes muestren su interés por seguir el mismo camino.

Como ya hemos comentado en algunas ocasiones, Tesla planea lanzar su propia Pickup en no mucho tiempo, y ésta no va a ser la única Pickup con la que tendrá que competir la R1T de Rivian. Ford ya anunció una versión eléctrica de su mítica F-150 y comercializará además otro modelo más fruto de la inversión de la compañía en la propia Rivian.

Ford y GM se han estado repartiendo en Estados Unidos el mercado de las Pickups con motor de combustión durante décadas, por lo que una respuesta de GM a los planes anunciados por Ford no podía tardar en llegar.

GM también tendrá su Pickup eléctrica

Este mismo martes, durante la conferencia de resultados trimestrales de la compañía, General Motors confirmaba sus intenciones de avanzar en la electrificación de su gama de vehículos, incluyendo incluso una versión eléctrica de alguna de sus Pickups más populares.

Mary Barra, CEO de la compañía, ha asegurado que GM va a mantener su liderazgo actual y, para ello, ya trabajan en un futuro eléctrico con una amplia gama de vehículos, que incluirá incluso una Pickup. Más allá de dejar claras sus intenciones de cara al futuro, Barra no ha dado más detalles sobre esta Pickup eléctrica de GM, limitándose a afirmar que ofrecerán más información cuando lo consideren “competitivamente adecuado“.

Que nadie piense que han tirado la toalla

El primer indicio que sugería que GM podría estar planeando la comercialización de una Pickup eléctrica se produjo a comienzos de este mismo año, cuando algunas informaciones indicaban que la compañía americana podría estar interesada en invertir en Rivian. Finalmente no hubo acuerdo, y fue Ford la que acabó invirtiendo 500 millones de dólares en Rivian.

Tras estos acontecimientos, las declaraciones realizadas ahora por Mary Barra tienen una intención clara, y no es otra que dejar claro que el hecho de que finalmente no invirtiesen en Rivian y haya sido su máximo rival el que lo haya hecho, no significa que GM haya tirado la toalla en su intención de comercializar una Pickup totalmente eléctrica.