Como si se tratase de un modelo más con motor de combustión, el Taycan más caro incluirá el apellido Turbo a pesar de ser completamente eléctrico

2019 es el año en el que Porsche tiene previsto iniciar la producción de su primer vehículo completamente eléctrico. El Taycan será el primer superdeportivo del prestigioso fabricante alemán con sistema de propulsión eléctrico, al que posteriormente le seguirá una versión crossover de la que aún no conocemos su nombre definitivo.

Según nos vamos acercando a la fecha de comercialización del Taycan, Porsche va filtrando algunos nuevos detalles, con el fin de mantener así nuestra atención y la de todos sus potenciales compradores. La última información que nos llega de Porsche hace referencia a los tres modelos distintos que conformarán la gama Taycan, así como también al precio de cada uno de ellos.

La gama Taycan estará formada por tres modelos

En respuesta a una pregunta del periodista Alex Roy vía email, Porsche acaba de revelar su intención de ofrecer tres niveles distintos de acabado dentro de la gama Taycan. El modelo de entrada se denominará Taycan, a secas, y tendrá un precio en Estados Unidos por debajo de los 90 mil dólares. La versión intermedia se denominará Taycan 4S, con un precio que se situará entre los 90 mil y los 130 mil dólares. Por último, la versión tope de gama costará más de 130 mil dólares y su denominación, asegura Porsche, será Taycan Turbo. Sí, has oído bien… Turbo.

Advertisement

Porsche va a denominar Turbo a una versión de su superdeportivo con sistema de propulsión completamente eléctrico que, obviamente, no va a contar con ningún Turbo ni nada que se le parezca.

¿Dónde está el Turbo?

Resulta una decisión muy controvertida, que incluso no sabemos si no podría llegar generar problemas legales a la firma alemana cuando algunos compradores despreocupados se sientan engañados al comprobar que realmente el vehículo que han adquirido no cuenta con ningún Turbo por ningún lado.

Denominar Turbo a un vehículo 100 por 100 eléctrico denota lo complicado que resulta para las marcas convencionales, con una larga historia a sus espaldas, dar el salto a la movilidad eléctrica sin ataduras respecto del pasado. Esto es algo que ya hemos visto, por ejemplo, con el Audi e-tron o el Mercedes EQC, que incorporan una rejilla frontal totalmente innecesaria en un vehículo eléctrico, con la única intención de mantener un diseño lo más similar posible al de los modelos de la marca con motor de combustión.

El plan que pretende seguir Porsche con el Taycan parece seguir exactamente el mismo patrón, tratando de hacer así más sencilla la transición para muchos de sus clientes desde un Porsche con motor de combustión a otro completamente eléctrico, sin que este cambio sea excesivamente traumático.

Herencia del pasado

Porsche viene empleando el apellido Turbo para identificar los modelos de gama más alta durante años, y parece tener la intención de seguir haciéndolo, aunque esto no tenga ningún sentido en un vehículo eléctrico, lo que ha provocado un gran revuelo entre los más fans de la movilidad eléctrica.

Debemos tener en cuenta, no obstante, que cabe la posibilidad de que haya sido solo una filtración con la idea de comprobar cuál es la reacción del público, antes de tomar la decisión final. Sea como sea, estaremos atentos a ver como se desarrolla esta historia, porque lo que es seguro es que aún tendrá más capítulos que contar.