CATL ha firmado recientemente acuerdos con otras grandes compañías de automóviles y tiene previsto abrir una nueva planta en Alemania en breve

Porsche se ha mostrado reticente durante estos últimos meses a dar a conocer el nombre del proveedor de las celdas para la batería de su primer vehículo totalmente eléctrico. Finalmente, tal y como se sospechaba, se ha confirmado que el Porsche Taycan utilizará las que le suministrará el fabricante coreano LG Chem.

LG Chem ha sido el proveedor elegido por un buen número de fabricantes para estrenarse con un nuevo modelo eléctrico. Este sería el caso de Audi con el e-tron o Jaguar con el I-Pace, además del propio Taycan. Sin embargo, esta situación podría cambiar en un futuro próximo.

Tal y como ya han hecho también otros fabricantes, Porsche tiene la intención de diversificar el suministro de celdas para baterías alcanzando acuerdos con otros proveedores. Una estrategia que podría haber confirmado el mismo Jefe de Desarrollo e Investigación de Porsche, Michael Steiner, al admitir recientemente que mantienen conversaciones regulares con el fabricante chino CATL.

AdvertisementAdvertisement

Porsche podría ampliar la cartera de clientes de CATL

CATL ha mejorado drásticamente su posición en el mercado durante los últimos años, firmando acuerdos con reconocidos fabricantes de automóviles, como son BMW AG, Hyundai, Toyota o Volvo. Tanto es así, que el fabricante chino está a punto de abrir una nueva planta en Alemania, con la que pretende suministrar celdas para baterías a los grandes fabricantes europeos de automóviles.

Uno de ellos podría ser precisamente Porsche. Lo que supondría una gran victoria para esta joven compañía china en su estrategia de expansión y mejoraría notablemente su posición frente a sus principales competidores -LG Chem, Panasonic Corp y BYD Co-.

Porsche y el gobierno chino

La probabilidad de que Porsche y CATL lleguen finalmente a un acuerdo parece ser bastante alta. Más aún si tenemos en cuenta que, según algunas fuentes, la intención de la firma de Stuttgart es doble. Ya que con este acuerdo trataría también de convencer al gobierno chino para que le conceda una reducción de un 10 por ciento en las tasas a pagar este próximo año por la venta de sus vehículos en ese mercado.

Con el inminente lanzamiento al mercado del Porsche Taycan, la firma de Stuttgart inicia así un nuevo camino de cara un futuro en el que la electrificación será una de los elementos claves de su negocio. Contar con un suministro estable de celdas de baterías es, por tanto, imprescindible para el éxito de la compañía.