Porsche fabricará el Taycan en sus instalaciones de Zuffenhausen, donde actualmente ya fabrica el 911, el Boxster y el Cayman

Porsche ha generado bastante expectación durante los últimos meses con la filtración de información relacionada con el lanzamiento de su primer vehículo completamente eléctrico. Tal y como os hemos ido contando todos estos meses, el Taycan es la gran apuesta de la firma alemana con la que va a iniciar su andadura en la producción de vehículos con sistema de propulsión eléctrico.

Aunque Porsche todavía tiene que anunciar la fecha en la que iniciará la comercialización del Taycan, lo que sí sabemos ya es que, si no surge ningún imprevisto, su producción debería comenzar antes de que acabe 2019.

Para que esto sea posible, la firma alemana ha comenzado a trabajar en la adaptación de sus instalaciones en Zuffenhausen, el lugar elegido para la producción del Taycan. Una elección que no ha sido arbitraria, ya que en estas mismas instalaciones Porsche ha fabricado algunos de los vehículos más míticos de la marca. Actualmente Porsche ya fabrica el Porsche 911, el 718 Boxster y el 718 Cayman en Zuffenhausen.

AdvertisementAdvertisement

Fuerte inversión en Zuffenhausen

La adaptación de estas instalaciones está suponiendo un esfuerzo considerable para la compañía, con una inversión de 700 millones de euros y la creación de 1500 nuevos empleos. En este proyecto iniciado por Porsche cabe destacar la instalación de una gran cinta transportadora con la que se moverán los componentes del sistema propulsión del Taycan y que también permitirá desplazar las carrocerías recién pintadas a la línea de ensamblaje.

Reiner Luth, jefe del proyecto de adaptación de estas instalaciones, hace especial énfasis en destacar el tamaño de la zona de ensamblaje y logística, ya que ésta ocupará el edificio más grande de todos los que componen las instalaciones de Zuffenhausen. Luth compara además estos trabajos de adaptación con los de un cirujano, ya que según asegura, se están realizando mientras continúa la producción del 911, el Boxster y el Cayman.

Pensada para proteger el medioambiente

Siguiendo la tendencia actual en la industria, Porsche está además prestando especial atención en lograr que estas instalaciones sean respetuosas con el medioambiente. El objetivo final de la firma alemana es que en algún momento la planta sea neutral en cuanto a emisiones de CO2. Cuando esto se consiga, Porsche fabricará vehículos cero emisiones en una planta que tampoco incrementará las emisiones de CO2, cerrando de este modo el círculo.

La firma alemana mostró recientemente su satisfacción en base a las previsiones de venta del Taycan. Tanto es así, que fuentes de la compañía aseguraron que iban a incrementar su producción por encima de lo planeado inicialmente.