La nueva estación de Ugaldebieta en Vizcaya cuenta con 4 puntos de carga CCS Combo 2 que ofrecen una potencia máxima de 400 kW

IBIL, la red de recarga participada por Repsol y el EVE, continua su expansión por toda la geografía española. Tras haber instalado un buen número de puntos de carga a 50 kW durante estos últimos años, la firma española ha comenzado a instalar ya los primeros puntos de carga ultra-rápida.

El pasado mes de abril abría la primera de estas estaciones en Lopidana (Álava). Con 700 kW de potencia total compartidos entre 4 puntos de carga, en esta estación es posible realizar recargas a una potencia máxima de 350 kW -siempre y cuando el punto de carga anexo no esté ocupado-.

IBIL 400 kW

Ahora, en octubre, IBIL acaba de abrir su segunda estación de carga ultra-rápida. Y lo ha hecho además a lo grande. Situada en la A-8 a la altura de Abanto-Zierbena en Vizcaya, esta estación cuenta con 4 puntos de carga CCS Combo 2 capaces de ofrecer una potencia máxima de 400 kW cada uno.

AdvertisementAdvertisement

No hay aún ningún vehículo eléctrico capaz de sacar partido de esos 400 kW

Esta estación de recarga se convierte así en la que ofrece la mayor potencia de toda Europa, de entre todas las de acceso público para la recarga de vehículos eléctricos de pasajeros. Tanto es así, que desde un punto de vista práctico, lo cierto es que no existe actualmente ningún modelo capaz de recargar a 400 kW.

En cualquier caso, lo importante es que si finalmente algún vehículo eléctrico llega a soportar estos 400 kW de potencia, podrá cargar su batería hasta el 80 por ciento en unos 10 minutos. Un tiempo que se acerca ya bastante al requerido para llenar el deposito de gasolina de un vehículo de combustión.

Ibil Estaciones Recarga

Por otro lado, también hay que tener en cuenta que esta enorme potencia soportada supone un ventaja adicional, ya que de este modo se garantiza una distribución óptima cuando hay 4 vehículos conectados de forma simultánea.

Made in Spain

IBIL presume además de que este proyecto se ha realizado con tecnología 100 por 100 española. Así, por ejemplo, los inversores y los terminales de carga han sido fabricados por Ingeteam, mientras que la estación de transformadores ha sido suministrada por Ormazabal.

La red de IBIL cuenta actualmente con 230 puntos de recarga de acceso público, algunos de ellos instalados en las estaciones de servicio de Repsol. La compañía espera seguir ampliando la disponibilidad de puntos de carga ultra-rápida durante los próximos meses, por lo que esta estación inaugurada en Vizcaya probablemente no será la única que veamos en España.