Una de las marcas más implicadas en la transición hacia la era de la automoción eléctrica considera construir coches con pila de hidrógeno

Así se desprende de las palabras de una de las nuevas caras entre la cúpula del Grupo Volkswagen, Michael Jost, responsable de estrategia, quien ha declarado que, aunque no de manera inminente, más bien para finales de la próxima década, el hidrógeno estará considerado como una de las fuentes principales de alimentación de los coches eléctricos y, por ello, de los automóviles eléctricos que obtengan su energía a partir del uso de una pila de hidrógeno.

Los coches con acumuladores de este gas tan abundante en la naturaleza están encontrando mayores dificultades tanto para su fabricación como para su expansión sin olvidarnos de la dificultad que entraña su repostaje debido a la escasa red de gasineras disponibles.

Algo en lo que otras marcas ya han demostrado tener un gran interés con sus propuestas, como el BMW i Next Hydrogen, el prototipo del BMW X5 con pila de combustible de hidrógeno o poniendo en práctica estrategias para la promoción y expansión del uso de estos coches como Hyundai junto con la Asociación Española del Hidrógeno (AeH2). Algo que podría replicar Volkswagen, aunque a su manera.

La nueva plataforma para coches con pila de hidrógeno de Volkswagen

La transición desde las plataformas modulares en las que han sido producidos en las últimas décadas ingentes cantidades de coches con motores térmicos ha dado paso a las nuevas, basadas en una arquitectura que cuenta con la electricidad como fuente energética principal o secundaria en los automóviles de nuevo cuño.

AdvertisementAdvertisement

Así, el consorcio de marcas constructoras que forman el Grupo Volkswagen ha tenido en la plataforma modular MQB el origen de la fabricación de un amplio abanico de automóviles.

La transición hacia la electricidad ha sido mediante el establecimiento de la más reciente plataforma modular para vehículos electrificados, conocida por sus siglas MEB y que, en un futuro, tendrá una tercera cuna pero, en este caso destinada a los automóviles que cuenten con un acumulador de hidrógeno como fuente de alimentación de los sistemas eléctricos.

Esta próxima plataforma de Volkswagen para coches con pila de hidrógeno será conocida como MPE donde serán concebidos nuevos modelos o versiones adaptadas y equipadas con tanques de almacenamiento para el gas.

Se espera que estos coches empiecen a ser presentados a partir de la próxima década, posiblemente desde 2024, cuando se inicie el nuevo periodo de gestión y proyección a cinco años vista de la marca.