La llegada de las primeras unidades del Opel Corsa-e es inminente. Ante tal expectación, la firma alemana ha querido desvelarnos una peculiaridad que sólo tiene su versión eléctrica.

La sexta generación del Opel Corsa aterrizó hace unos meses y nos dejó con la boca abierta. Lo probamos en Zaragoza el pasado mes de noviembre y lo que Opel ha conseguido con su nuevo producto es algo realmente excepcional. Quizás no sea el mejor en nada, pero es sin duda de los más equilibrados del segmento.

El Opel Corsa-e ya está a la venta pero todavía no se puede conducir. Las primeras unidades llegarán a los concesionarios españoles el próximo mes de marzo que está a la vuelta de la esquina. La firma del rayo (ausente en el Salón de Ginebra 2020) aprovecha el final del primer trimestre y que los focos están puestos en Suiza, para lanzar uno de los productos más esperados tanto por ellos como por los clientes. En un segmento ultra competido, el Opel Corsa y particularmente, el Corsa-e, buscan abrirse hueco entre los titanes para competir por un puesto en lo más alto.

¿Qué es eso que le hace especial?

La nueva aplicación “myOpel” permite climatizar el interior del Corsa-e antes de acceder a él. Desde la aplicación se puede controlar la temperatura tanto de la calefacción como del aire acondicionado y así subirse al coche con la temperatura ideal para empezar a conducir.

El ejemplo más práctico es el del invierno. Fríos extremos y heladas que nos hacen estar varios minutos rascando el parabrisas y otros tantos minutos entrando en calor mientras hemos empezado a conducir. Con esta nueva función, solamente disponible en el eléctrico, desde casa podremos ir ajustando esa temperatura. El proceso de ajuste de temperatura dura en torno a los 45 minutos variando en función de las condiciones exteriores. Pero si la temperatura exterior es -20ºC, en 45 minutos el coche estará acondicionado a una temperatura idónea para conducir.

Mientras el habitáculo se calienta, el coche coge temperatura y los cristales se deshielan por lo que no habrá que perder el tiempo una vez nos subamos a él. Opel busca las mejores facilidades para sus clientes y lo está consiguiendo. Mientras nos preparábamos desde casa para ir a trabajar, también podemos ir preparando nuestro coche.

Y por si fuera poco, este preacondicionamiento tiene otra ventaja. Si el ajuste de temperatura se realiza mientras éste está conectado a un punto de carga, la energía necesaria llega desde la red externa. De esta forma la batería cargada no se ve afectada y al coger nuestro Corsa-e el indicador de autonomía marcará el máximo. 337 km.