La cuenta de Twitter de Roborace lanzó el reto a Elon Musk de competir en una carrera contra uno de sus Robocar sin conductor totalmente autónomos

Los piques entre fabricantes por lograr tiempos más bajos en la pista se están convirtiendo ya en una tendencia. Si a Elon Musk no le sentó nada bien el récord de tiempo anunciado por Porsche en Nürburgring, es ahora Roborace la que a través de su cuenta en Twitter ha retado recientemente al propio Elon Musk a echar una carrera.

Tesla anunció hace unos días un nuevo récord de tiempo en Laguna Seca con un Model S, como respuesta a Porsche, y tan solo hora y media después, Roborace preguntaba a través de Twitter si Elon estaría dispuesto a competir contra uno de sus Robocar completamente autónomos.

Robocar es un vehículo sin conductor en el que, de hecho, ni siquiera existe espacio para una persona. Este vehículo es capaz de rodar por la pista de forma totalmente autónoma sin la intervención de ningún humano, ni siquiera remótamente. Mediante Inteligencia Artificial y un complejo sistema de sensores el Robocar es capaz de recorrer el trazado de un circuito a toda velocidad.

AdvertisementAdvertisement

Los ingenieros que han desarrollado el Robocar tienen tanta confianza en este vehículo que no tienen duda de que batiría al Model S en Laguna Seca. Aunque por el momento Elon Musk no dado respuesta al reto lanzado por Roborace, lo cierto es que tampoco es necesario. Lo único que tienen que hacer es llevar uno de sus Robocar a Laguna Seca, superar el tiempo marcado por Tesla con un Model S y anunciarlo también a los cuatro vientos.

Roborace

Así es el vehículo autónomo de Roborace

El vehículo autónomo de Roborace cuenta con cuatro motores eléctricos de 135 kW cada uno, que le proporcionan una potencia total cercana a los 500 caballos. La velocidad máxima del Robocar es de 320 km/h, muy superior a la del Model S Performance que está limitada a «tan solo» 261 km/h.

Tampoco hay que olvidar que el peso del Robocar es notablemente inferior. Entre otros motivos porque no tiene que transportar un conductor de unos 75 kg. Así que, con todos estos datos encima de la mesa, a primera vista parece que el Robocar podría ganar la carrera.

En cualquier caso, para lograrlo tendría que ser capaz de llegar hasta la meta y superar, entre otras dificultades, el mítico saca corchos de Laguna Seca. El vehículo utiliza para ello un buen número de sensores, como el GPS, LiDAR, ultrasonidos y varias cámaras; con el objetivo de situarse en la pista y estar al tanto de todo lo que le rodea.

Veremos en qué acaba todo.