Se acerca un devenir de duelos entre Tesla y Porsche y, los escenarios elegidos serán los trazados más competitivos

Tesla se mantiene en forma, o al menos así lo quiere hacer ver y es que, aunque su berlina de alta gama se aproxime al lustro de vida, la rivalidad con el resto de competidores le capacita para ponerse a prueba y, como en este caso, batir marcas fijadas por coches muy diferentes al propio Model Tesla S que nos atañe.

A mediados de septiembre de 2018, un Jaguar XE SV Project 8 batió el tiempo récord del circuito californiano de Laguna Seca. Jaguar puso en el trazado una unidad destinada a quitarle el cetro a otro peso pesado como es el Cadillac CTS-V. Y así fue.

Con un tiempo total de 1:37.54 la espectacular berlina británica se alzó con la marca de sedán de producción más rápido en completar los poco más de 3,2 km de longitud de la pista.

Advertisement

Cerca de un año ha estado vigente este mejor tiempo en Laguna Seca Speedway ya que, como el propio CEO de Tesla, Elon Musk, ha anunciado, uno de sus Tesla Model S ha batido aquella marca.

Así lo anunció ayer a través de un mensaje de Twitter y hoy ha aparecido en el canal de Youtube de la marca la grabación a bordo que puedes ver a continuación.

Como recoge la telemetría inscrita en el vídeo, el Tesla Model S realizó la vuelta al rapidísimo y técnico circuito en un tiempo de 1:36.555.

Este tiempo no solo mejora el del citado Jaguar, un coche, todo sea dicho de paso, animado por un enorme motor V8 de 5 litros alimentado por gasolina, sino que rebaja también el tiempo que otra unidad privada y modificada de un Tesla Model 3 Performance, por ello quedaba excluida como modelo de producción estrictamente hablando.

El pasado mes de julio el hermano pequeño del Tesla Model S fijó el reloj en 1 minuto y 37 segundos y medio lo cual suponía también mejorar todos los tiempos de coches eléctricos, tanto prototipos, como el Lucid Air de 1.000 CV o, en agosto de 2018, el Jaguar I-Pace de serie pero con el experimentado piloto y periodista Randy Pobst al volante.

¿Quién será el siguiente?

El órdago ha sido lanzado a la mesa en la que el tapete recoge a diferentes participantes donde destaca uno, el recién llegado, pero extensamente anunciado.

El Porsche Taycan hizo su presentación oficial la semana pasada pero han sido continuas sus apariciones de un año a esta parte. Una campaña de difusión de un producto revolucionario para Porsche pero que, además, debe cumplir con la exigencia que todo Porsche ha de tener: replicar su ADN deportivo.

Por eso, el Porsche Taycan ha sido desarrollado y probado tanto en carreteras por donde compartir asfalto con cualquier vehículo como en pistas donde batirse en duelo con coches de su condición o diferentes a él.

Es por ello que no sería extrañar que Tesla se haya anticipado a los planes de Porsche, ya que el mercado estadounidense es prioritario, y supiera de antemano que el primer coche eléctrico de producción de los alemanes se dispondría a rodar en Laguna Seca o bien que los californianos hayan querido dar un golpe de efecto dejando claro quién es el rey actual de las berlinas eléctricas de alto copete… o, al menos, hasta el 4 septiembre de 2019.