Volkswagen ha preferido no depender de otros fabricantes y acaba de presentar su wallbox ID. Charger para la recarga doméstica de sus eléctricos

Con el objetivo de lograr que la movilidad eléctrica sea una realidad atractiva y accesible para la gran mayoría, Volkswagen acaba de presentar una nueva gama de wallboxes para la recarga de sus vehículos eléctricos en el ámbito doméstico.

Poco después de presentar oficialmente la versión de producción del ID.3, la firma alemana pone a disposición de sus clientes el wallbox ID. Charger. Este nuevo dispositivo de carga ofrece una potencia máxima de 11 kW, lo que permite recargar el vehículo cinco veces más rápido que con un enchufe domestico convencional.

ID.3

Para hacernos una idea, esto supone que la versión intermedia del nuevo ID.3, con batería de 58 kWh, puede cargarse por completo en solo 6 horas. Así, es posible realizar una recarga completa cada noche, disponiendo de más de 400 km de autonomía a primera hora de la mañana con los que afrontar cada día.

Advertisement

A la venta a finales de noviembre

Con un precio que arranca en los 399 euros, el ID. Charger estará disponible en 3 versiones distintas, cuya principal diferencia radica en las funciones digitales que integran. Volkswagen estima que la mitad de las recargas de sus vehículos se realizarán en el garaje del propietario, por lo que contar con oferta atractiva de wallboxes es de vital importancia para la compañía.

El ID. Charger, en cualquiera de sus versiones, podrá comprarse a finales de noviembre en los concesionarios o en la web de Volkswagen. La firma alemana se encargará también, si así lo decide el cliente, de la contratación de un experto para la instalación del wallbox.

ID. Charger

Especificaciones y precio de cada una de las versiones del ID. Charger

La versión básica del ID. Charger, como ya hemos dicho, tendrá un precio de 399 euros. Este wallbox proporciona una solución de carga de calidad a un precio atractivo. Incluye un cable de carga con conector Tipo 2 y ofrece una potencia máxima de 11 kW. Su diseño moderno lo convierte en un accesorio imprescindible para cualquier comprador del nuevo ID.3.

El ID. Charger Connect añade conectividad inalámbrica o por cable, estando también disponible de forma opcional una versión LTE. Este wallbox es capaz de conectarse a la red local de la casa del propietario, lo que permite la gestión y el acceso a la información del proceso de carga desde un smartphone. Su precio será de 599 euros.

Por último, el ID. Charger Pro es el wallbox que se sitúa en lo más alto de la gama presentada por Volkswagen. Incluye un medidor eléctrico de precisión para calcular el consumo eléctrico, las funciones digitales de la versión Connect y un modulo LTE de serie con el consumo de datos durante toda su vida útil incluido. Su precio será de 849 euros.