Aunque inicialmente Sono Motors estimaba que el precio de la batería del Sion rondaría los 4000 euros, finalmente costará bastante más

No es la primera vez que hablamos de Sono Motors, una startup alemana que espera iniciar la producción de su primer vehículo eléctrico este próximo año. El Sion, que es como se llamará, tiene unas dimensiones bastante reducidas y está pensado fundamentalmente para realizar desplazamientos dentro de la ciudad. Este pequeño vehículo eléctrico cuenta además con una peculiaridad, y es que mediante el uso de celdas solares es capaz de ampliar su autonomía aprovechando la energía proveniente del sol.

Sono Motors asegura que las celdas solares del Sion son capaces de generar energía suficiente para recorrer 30 km diarios si se dan las condiciones adecuadas. La autonomía ganada así, gracias al sol, es suficiente para cubrir las necesidades de desplazamiento diarias en muchos casos, sin tener que realizar ninguna recarga.

El precio de la batería del Sion

Junto al uso de celdas solares, otro de los grandes atractivos del Sion desde que fue anunciado el proyecto ha sido su precio. Sono anunció que costaría solo 16000 euros. Aunque a ese precio habría que sumarle el coste de la batería que, o bien podría comprarse, o alquilarse pagando una cuota mensual.

Precisamente respecto a la batería del Sion acabamos de conocer algunas novedades. Sono Motors afirma que ya tienen claro que su capacidad será 35 kWh, y que contará con una tecnología que le permitirá ofrecer una de las mayores densidades de energía del mercado. El punto negativo, sin embargo, será su precio.

Aunque inicialmente Sono Motors estimaba que la batería del Sion podría costar unos 4000 euros, finalmente su precio será de 9500 euros. Si al precio de la batería le sumamos los 16000 euros del coche, el precio final del vehículo se queda en 25500 euros. Un precio ya no tan atractivo como el anunciado en un principio.

El porqué de este incremento de precio

Sono Motors justifica este incremento en el precio asegurando que no se han cumplido sus expectativas iniciales que hacían pensar en una caída mayor del precio de las celdas para baterías en 2019. El escándalo de las emisiones y la imposición de restricciones a los diésel, ha provocado un incremento en la demanda de vehículos eléctricos y, por tanto, de celdas para baterías. Como consecuencia de todo ello su precio no ha bajado todo lo que se esperaba, según afirma la startup alemana.

Así, si considerabas el Sion como una buena opción para dar el salto a la movilidad eléctrica, no hay motivo para que no lo siga siendo. Pero deberás tener en cuenta que te saldrá algo más caro de lo que habías planeado en un principio.