Aprovechando su relación con Porsche, Bugatti se habría puesto en contacto con Rimac para utilizar su reconocida tecnología de baterías

La mera posibilidad de que Bugatti esté pensando en comercializar un SUV puede parecer un sinsentido a muchos fanáticos de la marca francesa de superdeportivos, pero lo cierto es que se trata de un rumor que ya lleva escuchándose cierto tiempo.

No sería tampoco extraño si tenemos en cuenta la enorme demanda de este tipo de vehículos, lo que ha obligado a prácticamente todos los fabricantes a contar con al menos uno en su catálogo. Si Lamborghini ya tiene el suyo -el Urus- y Ferrari podría seguir también ese mismo camino, ¿por qué Bugatti iba a ser distinto?

Sea como sea, lo cierto es que las palabras de Stephan Winkelmann -jefe de Bugatti- a principios de año, negando que la firma francesa esté planeando comercializar un SUV, no han logrado acallar los rumores.

Advertisement

La tecnología de Rimac en el punto de mira

Ahora, una nueva información publicada por el medio Automobile, sugiere no solo la posibilidad de que Bugatti lance la mercado su primer SUV, sino que además éste podría ser eléctrico. Una afirmación que se basa en el hecho de que, al parecer, Bugatti se habría puesto en contacto con Rimac para utilizar su tecnología de baterías.

Según este medio, Winkelmann está ansioso por poder anunciar un nuevo vehículo con el sello de la marca, pero quiere que sea algo completamente diferente a lo que se ha visto hasta ahora. Utilizando a Porsche como intermediaria, Bugatti se habría puesto en contacto con Rimac para poder contar con su tecnología, mientras que la producción correría a cargo de Magna.

La firma croata estaría, al parecer, interesada en esta proposición y vería con buenos ojos la venta de parte de la tecnología que integrará su superdeportivo Rimac C_Two. Lo que incluiría su motor eléctrico con una potencia cercana a los 2000 CV.

El precio del SUV de Bugatti podría rondar las siete cifras

Automobile asegura que en los planes de Bugatti estaría el vender unas 600 unidades de este SUV eléctrico de altas prestaciones, con un precio cada uno cercano al millón de euros o incluso superior.

Mientras tanto, y ocurra lo que ocurra con el SUV de Bugatti, la firma francesa continúa trabajando en el desarrollo de nuevos superdeportivos y, el mes pasado, celebraba haber alcanzado ya las 200 unidades producidas de su vehículo más emblemático, el Bugatti Chiron. Un modelo con un elevado número de reservas pendientes, con entregas que no se completarán hasta finales de 2021.