Las ventas del Model 3 han disparado el número de entregas durante el tercer trimestre

Aunque no eran pocas las voces que dudaban de la capacidad de producción de la compañía americana, en un comunicado oficial Tesla acaba de anunciar la cifra récord de 80140 vehículos producidos durante el tercer trimestre de 2018. Lo que supone un incremento de un 50 por ciento respecto al trimestre anterior. Así mismo, el número de vehículos entregados a sus clientes durante este mismo trimestre ha ascendido a 83500.

De estos 83500 vehículos entregados, 55840 corresponden al Model 3, 14470 al Model S y 13190 al Model X. Para hacernos una idea de lo que estas cifras significan para Tesla, las entregas de vehículos en este trimestre superan en un 80 por ciento a las de todo 2017.

Durante las últimas semanas del tercer trimestre se inició la producción de la versión Dual Motor

En este comunicado Tesla afirma que, aunque al inicio de este tercer trimestre únicamente producían la versión del Model 3 con un único motor en el eje trasero, durante las últimas semanas comenzaron la producción del modelo con doble motor (uno en cada eje). Este cambio incrementó notablemente la complejidad del proceso de producción del Model 3 pero, a pesar de ello, finalmente han sido capaces de producir más unidades de la versión con doble motor (Dual Motor) que de la versión con un único motor.

Así, durante la última semana del trimestre produjeron 5300 unidades del Model 3, la mayoría de la cuales corresponden a la versión Dual Motor, lo que supone una producción de más de 10000 motores por semana.

Tesla también destaca que las entregas del Model 3 durante este trimestre se limitan únicamente a Estados Unidos y Canadá. Estando además disponibles únicamente las versiones con un precio superior. El inicio de la comercialización del Model 3 en otros mercados como el europeo y el arranque de la producción de la versión más económica del Model 3, con un precio entorno a los 35000 dólares, hacen suponer que el número de entregas durante los próximos trimestres mantendrán la senda del crecimiento.

Tensión comercial con China

Respecto al Model S y Model X, Tesla afirma que la demanda sigue siendo alta. De hecho, han sido capaces de incrementar el número de entregas de estos dos modelos a pesar de la actual tensión comercial entre Estados Unidos y China. Esta tensión ha provocado que la tarifa de importación en China haya pasado del 15 por ciento al 40 por ciento. Además, los vehículos de Tesla no pueden acceder a los incentivos que sí disfrutan los vehículos producidos en aquel país. Esta situación supone que los costes para Tesla en el país asiático sean entorno a un 60 por ciento superiores a los de las marcas que producen allí, lo que les deja en una situación de gran desventaja.

Para solucionar este problema, Tesla asegura que están acelerando la construcción de una planta en Shanghai.