Toyota ha unido fuerzas con Caetanobus SA, una empresa portuguesa con la que desarrollarán los nuevos autobuses de hidrógeno.

Las alternativas a los combustibles tradicionales están comenzando a florecer con gran fuerza, provocando que los recién llegados experimenten una gran acogida. Los eléctricos e híbridos tradicionales han sido capaces de mantener un espacio reservado para los vehículos de hidrógeno, un nuevo sustento que se presenta como una opción muy interesante. Toyota, una firma con una gran experiencia en los tres campos, ha decidido ir un paso más lejos y aplicar esta nueva tecnología también en el transporte público, lo que ha dado lugar al desarrollo de autobuses movidos por una pila de combustible.

La firma nipona ya ha aplicado este sistema en otros modelos, pero en esta ocasión ha querido dar un paso más para poder acercarnos a su futuro de vehículos de hidrógeno. Sin embargo, Toyota ha buscado un colaborador dispuesto a apostar por esta nuevo sustento de vida no solo para los autobuses, sino también para el resto de medios de transporte. En esta tesitura se encuentra Caetanobus SA, una empresa portuguesa que ha dicho sí a la propuesta de la marca japonesa.

La pila de combustible como alternativa por excelencia

Toyota lleva años desarrollando nuevos tipos de sustento para sus vehículos que sean capaces de ofrecer las mismas prestaciones que la gasolina y el diésel, algo que están consiguiendo con la pila de combustible. Después de haber desarrollado diversos motores capaces de admitir hidrógeno, la firma nipona ha decidido dar un salto y aplicarlos sobre los autobuses.

Sin embargo, la marca tiene la vista enfocada hacia un punto mucho más lejano, ya que esta pretende aplicar su pila de combustible en numerosos segmentos automovilísticos. Entre los planes de Toyota se encuentran ofrecer el hidrógeno como combustible en camiones de gran tonelaje y de mediano tamaño, carretillas elevadoras y diferentes vehículos enfocados al sector servicios.

Los nuevos autobuses de hidrógeno se fabricarán en Portugal

Para cumplir con los desafíos mediambientales que se ha planteado Toyota, ha sido necesaria la participación de más empresas que busquen alcanzar el mismo objetivo. En esta tesitura se encuentra Caetanobus SA, una firma portuguesa que ha unido fuerzas con la marca nipona para desarrollar de manera conjunta autobuses eléctricos y de pila de combustible de hidrógeno.

Esta empresa procedente de nuestro país vecino, cuenta con una gran experiencia a sus espaldas en la fabricación de autobuses, un gran aliciente para trabajar codo con codo con Toyota. Será dentro de un año cuando lleguen los primeros ejemplares, los cuales se usarán como autobuses de demostración para la propia empresa hasta que vean la luz los modelos definitivos.

Un futuro sostenible y mucho más limpio

Toyota ya está dando los primeros pasos hacia el objetivo final, el cual destaca por buscar reducir al máximo las contaminaciones que emiten sus vehículos. Al mismo tiempo, la firma nipona quiere aplicar esta fórmula sobre el sector transporte, con el objetivo de poder seguir recurriendo a vehículos de grandes dimensiones pero que sus emisiones se reduzcan a cero.

De momento desconocemos las prestaciones que será capaz de generar esta nueva pila de combustible de hidrógeno, pero podemos estar seguros de que Toyota conseguirá extraer una considerable cantidad de potencia para poder mover con soltura a los autobuses desarrollados conjuntamente con Caetanobus SA.