Empleando una red de túneles subterráneos, los vehículos de Tesla podrían circular autónomamente por ellos para evitar así el tráfico de algunas ciudades

The Boring Company, una de las compañías de Elon Musk, lleva ya algún tiempo perforando túneles en el área de Los Ángeles. El objetivo final que pretenden alcanzar es la construcción de una red de túneles para crear un sistema de transporte alternativo que permita evitar las zonas congestionadas por el tráfico.

Inicialmente, Elon Musk presentó esta idea como un sistema al que cualquiera podría llegar con su coche con la intención de desplazarse a gran velocidad de un punto A a un punto B, con el coche subido a una especie de plataforma sobre railes.

Con el paso de los meses este proyecto ha ido madurando y ahora la posibilidad de utilizar estas plataformas sobre railes parece haber sido descartada. La alternativa por la que parecen estar apostando, junto con Tesla, es que sean los propios vehículos los que se desplacen por los túneles de forma totalmente autónoma.

AdvertisementAdvertisement

Así de sencillo sería atravesar uno de estos túneles

The Boring Company está utilizando uno de estos túneles, situado cerca del cuartel general de SpaceX en Los Ángeles, para realizar algunos tests y demostrar cómo funcionaría este sistema basado en conducción autónoma.

En el vídeo que puedes ver sobre estas líneas, publicado en Twitter, puede verse que Tesla ha desarrollado una nueva interfaz de usuario para sus vehículos que permite desplazarse a través del túnel de un punto a otro, simplemente pulsando el botón «Start». Al hacerlo, el coche comenzará a circular autónomamente por el interior del túnel a una velocidad máxima de 90 millas por hora (145 km/h).

De este modo, mediante software, se soluciona un problema y se evita la construcción de un complejo sistema de plataformas que probablemente no hubiese resultado viable en el mundo real.

Pronto veremos una completa demostración de su funcionamiento

Tras la publicación de este vídeo, Elon Musk ha asegurado además que en un breve plazo de tiempo planean realizar una simulación del flujo de tráfico de vehículos a través del túnel, para demostrar así la viabilidad de este proyecto y tratar de aclarar algunas dudas sobre su funcionamiento.

¿Qué te parece esta idea? Aunque aún está por ver si este proyecto se hará realidad algún día, lo que nadie puede negar es que a todos nos hubiese gustado alguna vez, estando atrapados en un atasco, coger un desvío y que el coche autónomamente nos llevase a la otra punta de la ciudad por un túnel subterráneo. No me digas que a ti no.