Tesla ha comenzado a incluir un contador de datos LTE consumidos en sus vehículos, lo que podría ser un signo de que pronto podría empezar a cobrar por ellos

Todo apunta a que los tiempos en los que te comprabas un Tesla, y a partir de ese día ya no tenías que hacer prácticamente ningún gasto adicional, van a ser pronto un bonito recuerdo.

Desde que el Model S llegó al mercado en 2012, y durante unos cuantos años después, un buen número de propietarios de un Tesla han disfrutado de recargas ilimitadas en los supercargadores de la compañía. A lo que había que sumar que la conexión de datos móviles 3G o LTE también venía incluida al comprar el vehículo. Sin importar el volumen de datos descargados.

Tesla

Tesla comenzó a cortar el grifo de las recargas gratuitas ilimitadas hace ya algún tiempo y, ahora, parece que le ha llegado también el turno a la descarga de datos móviles.

AdvertisementAdvertisement

Dos niveles de conectividad LTE disponibles

El pasado verano la firma americana realizó un primer movimiento en este sentido con la aparición, por vez primera, de dos niveles de conectividad distintos en sus vehículos:

-El nivel de conectividad Standard ofrece únicamente acceso a mapas sencillos y a la navegación. No permite el streaming de música por LTE y las actualizaciones de software del vehículo deben ser descargadas por WiFi -salvo que se trate una actualización importante de seguridad-.

-El nivel de conectividad Premium, a diferencia del Standard, permite la descarga de mapas en vista de satélite con tráfico en tiempo real, el streaming de servicios musicales, el uso del navegador y permite también descargar las actualizaciones utilizando la conexión LTE.

LTE

Todos los vehículos de Tesla incluyen actualmente este último nivel de conectividad, a excepción de la versión standard o standard plus del Model 3.

¿50GB de límite en la descarga de datos?

A pocas semanas de que la versión 10 del software de Tesla comience a llegar a todos los vehículos de la marca, algunos usuarios con el nivel de conectividad Premium han empezado a reportar la aparición de un contador de datos LTE en la pantalla central.

No solo eso, lo que más llama la atención es que este contador, además de contabilizar los datos consumidos, indica además la existencia de un limite de 50 GB disponibles.

Por el momento no está nada claro cómo afecta esa limitación de 50 GB al uso de la conexión de datos del vehículo; o si ese límite es mensual, trimestral o anual. Ni qué ocurre si se alcanzan esos 50 GB disponibles, y si es posible superarlos aunque sea pagando una cuota adicional.

Es de esperar que en los próximos días Tesla se pronuncie al respecto y aclare cuál va a ser su política respecto a las descargas de datos en sus vehículos. Pero todo apunta a que, como pasó con las recargas ilimitadas, las descargas de datos también ilimitadas pronto podrían llegar a su fin incluso con el nivel de conectividad Premium.