El Tesla Semi podría llegar a alcanzar una autonomía de hasta 965 kilómetros con una sola carga. Esto lo convierte en un buen aliado para el sector del transporte.

El Tesla Semi se ha dirigido a la sede de otro titular de reservas: la veterana empresa de transporte, logística y almacenamiento Yandell Truckaway, que ha estado en el negocio de camiones desde 1945. Yandell había ordenado 10 unidades de la versión Semi de 482 km para su flota, como parte de sus esfuerzos por adoptar soluciones sostenibles.

Yandell tiene como objetivo utilizar sus camiones totalmente eléctricos de Tesla para su división de camiones, con los vehículos que operan en el norte de California y que atienden a la industria de transporte y almacenamiento de vinos con temperatura controlada. Esto hace que la variante de 482 kilómetros del Tesla Semi sea perfecta para el negocio de Yandell, ya que los camiones probablemente tendrían suficiente autonomía para realizar sus tareas diarias y simplemente cargar por la noche. En una declaración, el director de operaciones de Yandell Truckaway, John Yandell III, ha comentado que el «Tesla Semi es una combinación perfecta para la historia de la compañía en cuanto a la adopción de tecnologías punteras».

Así circula el Semi en California

«Durante más de 70 años, Yandell Truckaway ha estado sirviendo a la industria del vino del norte de California. Durante todo ese tiempo nos hemos enorgullecido de estar a la vanguardia de la tecnología, haciendo que nuestras operaciones sean más eficientes y respetuosas con el medio ambiente. Con la introducción del camión Tesla Semi, esperamos anunciar la pieza de tecnología más sustancial e innovadora que la industria de camiones haya visto jamás», ha apuntado el director de operaciones.

AdvertisementAdvertisement

El ejecutivo dejó en claro que los diez Tesla Semi reservados están destinados a reemplazar a los camiones que la compañía está utilizando actualmente. Finalmente, Yandell planea hacer la transición de su flota a camiones sin emisiones. Con esto en mente, el veterano de los camiones está preparando el terreno para prepararse para el despliegue de su flota Tesla Semi, así como sus iniciativas sostenibles posteriores. Una gran parte de esto será la infraestructura de carga de la compañía, que probablemente será un factor clave para determinar si su empuje de camiones eléctricos tendrá éxito o no.

Para abordar las necesidades de carga de su próxima flota de camiones eléctricos, el director de operaciones declaró que la compañía está buscando establecer un nuevo edificio que incluya paneles solares que ayuden a proporcionar la energía que cargará sus Tesla, otros camiones eléctricos, así como montacargas eléctricos para sus operaciones de almacenamiento.

¿Será el Tesla Semi una buena opción para el sector de transporte?

Para permitir que el vehículo sea competitivo, Tesla diseñó su camión para aprovechar al máximo las fortalezas de los vehículos eléctricos. El Semi está equipado con cuatro motores eléctricos derivados del Tesla Model 3, que permiten al transportista acelerar de 0 a 100 km/h en 5 segundos. Con una carga completa, el Semi es capaz de alcanzar la velocidad de la carretera en unos 20 segundos, mucho más rápido que los camiones con motor diésel. El Semi también contará con un exclusivo «Modo Convoy«, que permitiría que varios camiones se acerquen de forma semiautónoma.

El Tesla Semi se anunció inicialmente para la producción en 2019, aunque esta fecha se ha ajustado para 2020. La compañía ha insinuado mejoras en el Semi desde su presentación, con Elon Musk asegurando que la variante de producción de largo alcance del camión tendrá más cerca a 965 kilómetros de autonomía por carga.