Cinco gigantes tecnológicos son citados en una denuncia por ser cómplices de la muerte de seis niños trabajadores en el Congo

El pasado domingo, IRAdvocates presentó una denuncia contra la explotación infantil sufrida por los menores que realizan trabajos de minería en la República Democrática del Congo.

El país africano es uno enclaves donde mayor concentración de cobalto existe en el mundo y la mano de obra infantil es uno de los recursos utilizados sin ningún tipo de sanción, remordimiento o pudor por los grupos que explotan tales minas gracias al trabajo de los menores.

El cobalto es un mineral fundamental en la fabricación las baterías recargables de iones de litio por lo que la industrias tecnológicas y de la automoción, sobre todo, la de vehículos eléctricos, que acuerdan con Glencore, la empresa minera británica que explota el yacimiento donde se produjeron los hechos, son los destinatarios finales del trabajo realizado en las minas por los trabajadores de las mismas.

Batería coche eléctricoLas empresas subsidiarias citadas en la demanda son Tesla, Apple Inc., Google parent Alphabet Inc., Microsoft Corp. y Dell Technologies Inc.

AdvertisementAdvertisement

La relación entre el auge de los coches eléctricos y la explotación infantil

Como indica la denuncia, un equipo de investigación ha recogido casos de niños trabajando en minas. El trabajo realizado por estos menores no solo les separa de su infancia sino de la instrucción en una escuela.

Por si fuera poco, las mínimas condiciones de seguridad existentes en los yacimientos justo con la ausencia de respeto hacia estos niños y al resto de trabajadores, acaba con muchos de ellos con lesiones graves y, en el peor de los casos, con menores muertos por accidente o por ejecuciones realizadas por los explotadores.

La denuncia realizada por la organización estadounidense que trabaja en favor del cumplimiento y respeto de los Derechos Humanos, International Rights Advocates, recoge la denuncia de 14 familias que han sufrido la explotación laboral de sus hijos con el resultado de lesiones graves o del fallecimiento de hasta 6 menores.

Los 6 niños muertos perecieron en el derrumbe de una mina que provocó también secuelas a otros, tan graves como la parálisis de uno de los pequeños.

En el texto se recoge las condiciones en las que viven estos niños que acaban realizando labores tan peligrosas y calamitosas como la minería sin ningún tipo de regulación por la pobreza en la que viven sus familias.

Con alrededor de 6 años, los menores reclutados se ven obligados a abandonar la escuela y a trabajar en la peligrosa extracción de cobalto por un salario de menos de 2 euros diarios durante 6 de los 7 días de la semana.

Las empresas responden

Algunas de las empresas señaladas ya han hecho sus exposiciones donde, la misma Glencore alegó que esta empresa «no tolera ninguna forma de trabajo infantil, forzado u obligatorio».

Por otro lado, Dell también ha comunicado que este fabricante «nunca ha realizado operaciones donde tuviera conocimiento» de esta explotación infantil.

Sin embargo, Tesla, Apple, Google, Microsoft no han hecho públicos ningún tipo de comunicado.