Con las modificaciones necesarias para convertirlo en un coche patrulla de policía, este Model 3 está causando sensación por su diseño futurista

Durante un evento celebrado en Phoenix (Arizona), dedicado a dar a conocer las últimas innovaciones disponibles para los cuerpos de policía estatales o locales, se ha presentado el espectacular Tesla Model 3 que puedes ver en la imagen superior.

Se trata de un Model 3, convenientemente modificado por la compañía Axon, para convertirlo en un auténtico coche patrulla de policía. Las imágenes hablan por si mismas y, con ese espectacular diseño, bien podría ser el coche elegido por el protagonista de una de las próximas películas de acción producidas en Hollywood.

En color gris mate y con las puertas en blanco, la palabra POLICE puede verse en grandes letras tanto en el lateral del vehículo como en el frontal y en el parte trasera. Axon ha colocado las luces propias de cualquier vehículo de policía escondidas en el interior del vehículo, manteniendo así el diseño aerodinámico original del Model 3 para que, de este modo, la autonomía no se vea afectada.

Advertisement

Si esto es lo que nos depara el futuro, me encanta

Tratándose de un concepto para su presentación al público, Axon ha optado por montar unas llantas de 20 pulgadas que le dan un aspecto mucho más espectacular. Una decisión que, sin embargo, parece poco probable que se mantuviese si algún día un Model 3 como éste es empleado por algún cuerpo de policía en el mundo real.

Distintos cuerpos de policía alrededor del mundo cuentan ya con vehículos de Tesla en su flota, pero son unidades del Model S o Model X. El alto precio de estos modelos supone, en muchos casos, un freno importante para su implantación como coches patrulla. Una situación que, a partir de ahora, podría cambiar radicalmente con el Model 3.

Las ventajas del Model 3 como coche patrulla de policía

Con un precio que podría rondar unos 50 mil dólares, con las modificaciones necesarias para convertirlo en un coche patrulla de policía, el Model 3 es una opción muy a tener en cuenta por la administración local o estatal. La gran aceleración que ofrece, gracias a su motor eléctrico, es un plus muy importante para las labores policiales respecto a otras alternativas con motor de combustión.

Otro factor fundamental es su durabilidad. Tesla asegura estar trabajando en mejoras en sus baterías que permitirán al Model 3, en no mucho tiempo, alcanzar el millón de millas recorridas. De este modo, estos vehículos de policía podrán mantenerse en servicio mucho más tiempo que un vehículo con motor de combustión, lo que compensará de largo su coste inicial superior.

No sabemos cuál será el primer cuerpo policial que apostará por el Model 3, pero en no mucho tiempo podría ser algo bastante habitual. Ojalá podamos verlos también en Europa.