La posibilidad de recurrir a puntos de carga CCS Combo de terceros es una gran ventaja del Model 3 europeo, aunque puede generar algún problema inesperado

Ahora que Tesla ya ha iniciado las entregas del Model 3 en Europa, es importante tener en cuenta algunas peculiaridades de este vehículo antes de iniciar un largo viaje. De este modo evitaremos que una escapada de fin de semana, que habíamos planeado con gran ilusión, acabe siendo un rotundo fracaso.

Un vídeo publicado recientemente por el popular YouTuber y fan de Tesla, Bjørn Nyland, muestra un resultado inesperado a la hora de recargar la batería del Model 3 en un punto de carga CCS Combo de una red alternativa a los cargadores de la propia Tesla.

¿Es el Model 3 totalmente compatible con los puntos de carga CCS Combo de terceros?

Con este vídeo, Bjørn pretendía mostrar cuál es la velocidad de recarga del Model 3 en un cargador de 175 kW de la red Hypercharger en Noruega. Sin embargo, la sorpresa vino al comprobar que, a pesar de tratarse de un cargador CCS Combo, éste no era capaz de establecer comunicación con el Model 3 para iniciar la recarga.

Tras ponerse en contacto con Hypercharger, con la intención de encontrar una solución, desde el servicio de atención al cliente han reconocido que quizás sea necesaria una actualización del software en sus cargadores, aunque eso no sería suficiente. Según afirman, el Model 3 no cumple con la norma ISO15118, que hace referencia a las especificaciones de comunicación CCS y, por tanto, sería necesaria también una actualización por parte de Tesla para que todo funcione correctamente.

Sea esto cierto o no, resulta curioso que el Model 3 sí que es capaz de recargar en otros puntos de carga CCS de terceros. En este mismo vídeo se puede ver como finalmente acaba recargando en un punto de carga de ABB; aunque bien es cierto que éste es algo más lento, a 50 kW. Hace ya algún tiempo se publicaron también algunas pruebas de recarga del Model 3 en la red de FastNed, sin que entonces surgiese ninguna incidencia.

Comunicado de Hypercharger

La respuesta oficial de Hypercharger a este problema (traducida al español) que Bjørn ha añadido en la descripción del vídeo es la siguiente:

«Estamos trabajando con Tesla Munich para solventar esta situación. Parte del problema se solucionará con una nueva actualización de software para nuestros cargadores. Pero en cualquier caso, es posible que tengas que realizar varios intentos hasta que finalmente se inicie la sesión de carga. Para que todo funcione correctamente, Tesla debe además cumplir con la la norma ISO15118 relativa a las especificaciones de comunicación CCS. Algo que actualmente no hace. Estamos a la espera de una respuesta por su parte sobre lo que van a hacer al respecto.»

Lección aprendida

En definitiva, y como conclusión final, a la hora de realizar un largo viaje no parece buena idea confiar ciegamente en puntos de carga de una red desconocida que no hayas utilizado nunca. En este caso Bjørn no ha tenido ningún problema al encontrarse en Noruega, donde hay puntos de carga de distintas redes casi en cada esquina. Si no funciona uno, pues prueba con otro.

Aquí en España, y en todo el sur de Europa, que no funcione uno de estos puntos de carga puede suponer que te quedes tirado y tengas que llamar a la grúa. Así que, en aquellos casos en los que no sea posible recurrir a alguno de los Supercargadores de la propia Tesla, es mejor tener bien claro antes de salir de casa que no vamos a sufrir este tipo de problemas inesperados con cargadores de terceros.