El fabricante americano logró vender en junio la cuarta parte de todos los vehículos vendidos en ese mercado, lo que lo sitúa como líder en ventas en 2019

Que a los noruegos les encantan los vehículos eléctricos es algo que ya sabíamos, pero lo que quizás no imaginábamos es que un fabricante que únicamente vende modelos totalmente eléctricos pudiera situarse como líder de ventas por encima del resto.

Ese fabricante no es otro que Tesla, que tras lograr un importante incremento en el número de vehículos entregados durante el mes de junio, ha logrado situarse como la marca con mayores ventas del año. Un récord que solo podría alcanzar en un mercado como el noruego, en el que más del 50 por ciento de los vehículos vendidos son enchufables.

Tesla ha logrado que las matriculaciones de sus vehículos en Noruega durante el mes de junio se hayan disparado hasta las 3760 unidades; situándose como líder de ventas no solo durante ese mes, sino también durante lo que va de año. La cuota de mercado de Tesla en junio ha sido de un 24.5 por ciento, mientras que su cuota de mercado en 2019 se queda en el 16.1 por ciento.

El Model 3 impulsa las ventas de Tesla

Para hacernos una idea de lo que esto supone, Tesla ha logrado vender más coches en Noruega durante le mes de junio que los otros dos fabricantes siguientes con mayores ventas juntos, que han sido Volkswagen y Toyota.

El Tesla Model 3 ha sido el responsable de esta situación, ya que de esas 3760 matriculaciones de vehículos de la marca, 2999 corresponden a este modelo.

En las diez primeras posiciones de la lista de fabricantes con mayor volumen de ventas en Noruega este mes de junio encontramos -además de Tesla, Volkswagen y Toyota- marcas como BMW, Hyundai, Nissan o Audi; todas ellas con algún modelo totalmente eléctrico en su catalogo. Además aparecen también Volvo y Mitsubishi que cuentan con modelos enchufables.

Noruega líder en la transción al vehículo eléctrico

Noruega se ha puesto como objetivo que todos los vehículos vendidos en el país en 2025 sean totalmente eléctricos. Se trata de un objetivo sin duda muy ambicioso, pero que al ritmo que llevan parece bastante probable que alcancen.

De ser así, Noruega se situará 15 o 20 años por delante de otros mercados europeos, en los que se especula vagamente que este objetivo podría también lograrse hacia el año 2040 o durante esa misma década.