El hecho de que los vehículos eléctricos sean muy silenciosos al circular supone un peligro para los peatones que quiere evitarse con el sistema AVAS

Este pasado 1 de julio era la fecha señalada en el calendario para que una nueva normativa de la Unión Europea entrase en vigor. A partir de ahora, todos los vehículos eléctricos que se homologuen en Europa están obligados a emitir un sonido de aviso cuando circulen a baja velocidad.

Esta nueva normativa pretende evitar atropellos cuando algún peatón cruza despistado la calzada guiándose más por su oído que por la vista y atiende, además, a la solicitud realizada por algunas asociaciones de discapacitados visuales.

El Sistema de Alerta Acústica de Vehículos o AVAS (del inglés, Acoustic Vehicle Alert System) es ya obligatorio en todos los vehículos homologados en Europa. Este sistema debe generar un sonido, elegido por el propio fabricante del vehículo, cuando se circula a menos de 20 km/h o cuando se va marcha atrás. A velocidades superiores el sistema se desactiva y no genera ningún sonido, ya que se considera que el sonido de rodadura del vehículo es más que suficiente.

Advertisement

Los eléctricos ya en circulación también tendrán que instalar el sistema AVAS

Esta nueva normativa no solo afecta a los nuevos vehículos eléctricos que se homologuen en Europa sino también a los que ya están en circulación, aunque estos últimos tendrán un par de años más de margen para instalar el sistema AVAS.

La entrada en vigor de esta nueva normativa no ha pillado desprevenidos a los fabricantes de vehículos eléctricos; muchos de ellos llevan ya tiempo trabajando en el desarrollo del sistema AVAS para sus vehículos. Este es el caso, por ejemplo de Jaguar, que el pasado año presentó este sistema para el I-Pace.

La obligatoriedad de contar con este sistema va a provocar durante los próximos años un efecto colateral curioso. Y es que, al contrario de lo que ocurre con los vehículos de combustión en los que salvo que cuenten con un motor V8 todos suenan más o menos igual, los fabricantes de eléctricos van a iniciar a partir de este mismo momento una competición por diferenciarse del resto mediante el sonido que genera el sistema AVAS.

Identificar una marca por el sonido que emite

La situación puede asemejarse, en cierta medida, a la que ya vivimos a comienzos de este siglo con las melodías de los teléfonos móviles. No hacía falta preguntarle a un amigo qué teléfono móvil tenía si al recibir una llamada sonaba la melodía de Nokia conocida por todo el mundo. Con los vehículos eléctricos puede ser algo parecido y así, por ejemplo, si ves que la puerta del garaje del vecino se empieza a abrir, estando ya de espaldas es posible que incluso puedas identificar qué coche tiene por el sonido que hace al salir.

Una prueba irrefutable de que todo esto puede acabar siendo así la conocimos esta pasada semana. Durante el evento NEXTGen de BMW, además de anunciar el adelanto de sus planes de electrificación y de presentar algunos conceptos como el BMW Vision M NEXT,la firma bávara anunció que había fichado al mismísimo Hans Zimmer -ganador de un Oscar por la banda sonora de El Rey León- para que componga el sonido que generará este híbrido enchufable al circular.

Con este panorama, todo apunta a que el futuro va a ser muy divertido, con más y más vehículos haciendo ruidos de lo más sugerentes para atraer la atención de los peatones y diferenciarse así claramente del resto. ¡Que empiece la fiesta!