Lo último de Audi: un molino de viento transformado en generador de electricidad con motores e-tron

Lo último de Audi: un molino de viento transformado en generador de electricidad con motores e-tron

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    11 abril 2022     2 minutos

Utilizando motores de vehículos eléctricos e-tron, lAudi ha convertido un molino de viento en un generador de electricidad.

Se llama «proyecto (M)icrogrid», y es una más de las muchas iniciativas de Audi para fomentar la economía circular y los denominados ciclos efectivos de segunda vida, que permite mejorar la sostenibilidad ahorrando recursos y energía. Algo que la marca ya ha hace con éxito en su nuevo concepto de recarga premium Audi charging hub, utilizando baterías recuperadas de sus modelos e-tron. Ahora, los protagonistas son los motores de sus coches eléctricos, a los que Audi ha buscado un aprovechamiento muy singular: convertir molinos de viento en generadores de energía.

© Tomàs Moyà / Photographer Www.tomasmoyaphoto.com

Dirigido por Francisco Trigueros, un ingeniero español que trabaja en el el departamento de Desarrollo Técnico de Audi, y más concretamente en el área de Innovación, el proyecto (M)icrogrid ha permitido transformar uno de los cientos de tradicionales molinos que ya forman parte del paisaje mallorquín en un sistema de generación de energía. Un nuevo ejemplo de cómo Audi innova a través de la tecnología para mirar hacia un futuro más sostenible.

Molinos de viento que generan hasta 15 kW

Gracias al proyecto (M)icrogrid, Audi propone un segundo uso no solo para los motores reacondicionados de vehículos eléctricos ya en desuso, sino también una segunda vida para los propios molinos de viento mallorquines. La transformación consiste en acoplar el motor al mecanismo del molino utilizando los componentes necesarios diseñados para ello, como la transmisión, los rodamientos o una unidad de control electrónico específica. También cuenta con un sistema de seguridad, que se encarga de variar de forma automática el ángulo de incidencia de las palas para, en caso de fuertes vientos, no comprometer el funcionamiento.

© Tomàs Moyà / Photographer Www.tomasmoyaphoto.com

Todo el sistema se adapta para que el motor, que lógicamente trabaja aquí muy por debajo de su capacidad, pueda transformar la energía mecánica del movimiento de las aspas del molino de viento en energía eléctrica. Para ello, el motor funciona en este caso como lo hace en un vehículo e-tron cuando el conductor levanta el pie del acelerador: actuando como un generador, capaz de producir energía eléctrica. En este caso lo hace con una potencia de hasta 15 kW.

Esta energía eléctrica se puede utilizar, por ejemplo, para el autoconsumo, volcándose el remanente que no se utiliza directamente a la red. En el futuro, un desarrollo adicional podría añadir baterías de segunda vida para crear sistemas estacionarios de almacenamiento de la energía generada por el molino, que podrían utilizarse para cargar coches eléctricos, o para amortiguar posibles sobrecarga en la red en momentos puntuales de alta demanda de electricidad.

Información de interés relacionada

 

Comentarios cerrados