Vera carece de cabina, al fin y al cabo ¿qué sentido tendría incluirla si al ser autónomo no es necesario un espacio para el conductor?

El auge de los vehículos completamente autónomos que debería producirse durante esta próxima década va a provocar, sin duda, un buen número de cambios en la industria. Y alguno de ellos nos va a dejar con la boca abierta. Prueba de ello es el concepto de camión eléctrico y completamente autónomo que acaba de presentar Volvo.

El fabricante sueco cree que si un camión es completamente autónomo, no tiene sentido mantener un diseño tradicional con cabina dado que no es necesario un espacio para el conductor. Vera, que es el nombre de este concepto, carece por tanto de cabina. De este modo se reduce considerablemente el peso y el consumo, logrando así una eficiencia muy superior a la de cualquier otro camión eléctrico con cabina.

Claes Nilsson, presidente de Volvo Trucks, explica la idea que les ha llevado al desarrollo de Vera. En su opinión, existe un tremendo potencial en la industria del transporte y todos los indicadores señalan que la demanda de soluciones de transporte se incrementará sustancialmente durante la próxima década. Para atender a este incremento de la demanda de forma sostenible y eficiente será necesario buscar nuevas soluciones distintas a las actuales.

Nilsson cree que para asegurar un flujo de mercancías constante es necesario aprovechar mejor las infraestructuras existentes. En este sentido Vera puede jugar un papel destacado, aportando una solución a los retos que deberán afrontar las compañías de transporte en los próximos años.

Vera está orientado al transporte logístico

Es importante destacar, no obstante, que este camión eléctrico y completamente autónomo de Volvo no está pensando para el transporte de mercancías por carretera recorriendo grandes distancias. La ausencia de cabina es una importante ventaja, ya que reduce su peso y por tanto también el consumo. Sin embargo, la ausencia de cabina supone también un problema en lo que al rendimiento aerodinámico se refiere. Para solucionarlo sería necesario también diseñar nuevos tráilers con una mejor aerodinámica, pero un cambio como este quizás no sea viable para muchas compañías de transporte, ya que esos trailers ya no podrían ser empleados por camiones convencionales con cabina.

Volvo considera que su camión autónomo sin cabina sí que podría ser una buena solución para el transporte de mercancías entre almacenes de una misma compañía. Mikael Karlsson, vicepresidente de soluciones autónomas de Volvo, cree que Vera puede encajar bien como una extensión de las soluciones logísticas que muchas compañías ya emplean actualmente. Al tratarse de un vehículo eléctrico y autónomo no produce emisiones ni genera ningún ruido, permitiéndole operar a cualquier hora del día o de la noche.

En cuanto al sistema de propulsión de Vera, el fabricante sueco afirma que emplearía las mismas baterías que sus otros modelos eléctricos. Volvo ya está desarrollando camiones completamente eléctricos y planea comenzar su comercialización este próximo año. El Volvo FL Electric podrá configurarse con distintos packs de baterías con una capacidad de entre 100 y 300 kWh, lo que le permitirá recorrer hasta 300 km.