El ID. BUGGY aprovecha la plataforma MEB del Grupo Volkswagen para recrear una versión eléctrica de los míticos buggies de los años 60

No hay mejor época del año para disfrutar del Volkswagen ID. BUGGY que el verano, y si además es por las playas de California, la combinación es ya perfecta. Este prototipo, presentado por Volkswagen durante el Salón del Automóvil de Ginebra el pasado mes de marzo, ha sido ahora visto recorriendo las carreteras californianas y será también mostrado en Pebble Beach durante la Monterey Car Week.

Inspirado en los clásicos buggies de los años 60, el ID. BUGGY aprovecha la versatilidad de la plataforma MEB del Grupo Volkswagen para llevar la movilidad eléctrica a segmentos hasta ahora exclusivos de los motores de combustión.

El diseño modular del ID. BUGGY permite que su estructura externa se puedan separar, en una sola pieza, del chasis MEB. De este modo, se abre un mundo de posibilidades para que otros fabricantes sigan el mismo camino que permitió crear los buggies de los años 60 empleando el kit Meyers Manx.

AdvertisementAdvertisement

Yo pongo la plataforma y tú haces el resto

Volkswagen ya ha afirmado que no va a comercializar un versión de producción del ID. BUGGY, pero no tiene ningún problema en proporcionar la plataforma MEB a terceros, que solo tendrán que preocuparse del diseño de la estructura externa.

La falta de puertas y techo del ID. BUGGY simplifica notablemente su producción, haciéndolo al mismo tiempo perfecto para disfrutar de las playas en verano. Sus capacidades Off-road le permiten atravesar las dunas de arena, ayudado por sus llantas de 18 pulgadas con ruedas BFGoodrich All-Terrain.

Cuenta además con una protección de aluminio en los bajos del vehículo, así como una barra de seguridad en caso de vuelco. Los enganches en los paragolpes hacen aún más fácil remolcar cualquier otro vehículo u objeto.

Disfrutarás del verano como no lo has hecho nunca

El interior del ID. BUGGY destaca por su minimalismo, con materiales resistentes al agua. Al fin y al cabo su medio natural es la playa, por lo que no debería ser extraño que el agua del mar alcance en algún momento a los pasajeros.

Con un volante hexagonal cubierto de un tejido de napa que repele el agua, la mayor parte de los controles son táctiles, con un diseño sencillo y en absoluto recargado. El vehículo es además bastante espacioso, a pesar de no ser muy grande, permitiendo que los pasajeros viajen cómodamente.

La hoja de especificaciones del ID. BUGGY

El motor eléctrico de 150 kW de potencia se integra en el eje posterior, acompañado de una caja de cambios de una única velocidad. La batería está instalada en el suelo del vehículo, como en la mayoría de los eléctricos, y cuenta con una capacidad de 62 kWh. Así, es posible recorrer unos 400 km con una sola carga según el ciclo de homologación WLTP. La velocidad máxima está limitada a 160 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h que se sitúa en los 7.2 segundos.

No sabemos si este prototipo se hará algún día realidad, gracias al interés de algún fabricante, pero de lo que no nos cabe duda es que nos encantaría verlo también en las playas de Mallorca. ¿A ti no? Cruzaremos los dedos.