Solo era cuestión de tiempo, posiblemente de que llegara el buen tiempo, que el Volkswagen ID. R batiera el tiempo récord del Circuito de Nürburgring de coches eléctricos como así ha sido

Desde el momento en que el Volkswagen ID. R logró pulverizar el tiempo récord para coches eléctricos en la subida del monte Pikes Peak, en Colorado (EE.UU.), los integrantes del departamento de competición de la marca pusieron sus ojos y sus esfuerzos sobre el siguiente desafío para el prototipo eléctrico destinado a la competición.

Y si bien no a la competición contra iguales o, al menos, similares, sí contra los prejuicios establecidos contra los coches eléctricos y contra sus detractores en competición automovilística.

La mejor manera de demostrar que los coches eléctricos son divertidos y espectaculares sobre la pista es someterlos a los mismos retos que los automóviles con motores tradicionales animados por carburantes fósiles.

El reto del Volkswagen ID. R en el Circuito de Nürburgring

Por eso, no hay mayor reto que dejar actualizar un récord en la tabla de los mejores tiempos en el mítico circuito alemán. Sea de coche de carreras, como así batió el récord absoluto el Porsche 919 Hybrid EVO, una bestia procedente del WEC (Mundial de Resistencia), un coche híbrido que se liberó de las ataduras de la competición y logró la libertad que la ausencia de reglas dota, permitiendo a sus ingenieros poner como límite la cordura y la tecnología disponible, u de un coche homologado para circular por carretera ordinaria, como el Porsche 911 GT2 RS de MR, un coche preparado por el especialista Manthey Racing, o el del mejor tiempo para un coche eléctrico, sea del tipo que sea, como ha logrado batir el monoplaza de Volkswagen.

Advertisement

No era en absoluto un secreto que el Volkswagen ID. R preparaba su asalto al conocido como “Infierno Verde”, de hecho, se dio a conocer incluso su nueva configuración aerodinámica que heredaba el conocido DRS de la Formula 1 para adecuar a las características del trazado su incisión aerodinámica. Además, la suspensión y los neumáticos han sido desarrollados también para la exclusiva ocasión. Eso y una decoración nueva.

Y ha sido durante la jornada de ayer 3 de junio cuando, con unas condiciones de pista ideales, los ingenieros de Volkswagen Motorsport dieron aviso al polivalente y laureado piloto del Volkswagen ID. R, el francés Romain Dumas, de que el momento para el que se habían preparado durante meses había llegado: el momento de que el tándem piloto-máquina batiera el tiempo récord en Nürburgring.

En el épico vídeo que ofrecemos a continuación puedes ver el asalto al circuito desde el antes, durante y después de la vuelta que Dumas y el ID. R dieron al circuito de los circuitos.

La frialdad del sonido agudo y estridente producido por el Volkswagen ID. R choca con la ligereza y la agresividad de su eficacia. Como si de un bisturí láser se tratara, el coche realiza la trazada ideal abordando cada una de las curvas y cada recta de los 20,830 metros del trazado completo al Nürburgring-Nordschleife de forma impecable.

Finalmente, el Volkswagen ID. R fijó el cronómetro en unos escalofriantes 6:05.336, no solo es el tiempo récord Nürburgring coche eléctricos sino que es el segundo mejor tiempo absoluto, solo superado por su primo lejano, el citado Porsche 919 Hybrid EVO.

Sea como fuere, este tiempo rebaja en nada más y nada menos que en 40.56 segundos el mejor tiempo en el Circuito de Nürburgring de un coche eléctrico, un título que ostentaba hasta ayer el NextEV NIO EP9 y que, de momento, mantendrá el honor de haber sido durante más de dos años, la mejor marca de un automóvil eléctrico en el asfalto de Nürburgring-Nordschleife.

Tras éste hito, el siguiente reto del Volkswagen ID. R debería ser situarse de alguna forma en la competición con adversarios en tiempo real, en una misma pista y bajo unas condiciones parejas, de tal forma que la nueva era de la automoción, la era de los coches eléctricos, también trajera y atrajera a la competición y sumergiera a más vehículos tan extraordinarios como el coche de Volkswagen Motorsport.