El Volkswagen ID.R ha conseguido un tiempo de 7 minutos y 38.585 segundos en una de las carreteras más complicadas del mundo. Se trata de la ‘Puerta del Cielo’ en China.

Hace tan solo unas pocas semanas, supimos que Volkswagen soltó a su buque insignia completamente eléctrico; el Volkswagen ID.R en la carretera de la puerta grande de la montaña de Tianmen; un trazado que cuenta con 99 curvas cerradas. Ahora, tras la hazaña se puede decir que el Volkswagen ID.R ha conseguido un tiempo de 7 minutos y 38.585 segundos.

Romain Dumas ha estado al volante durante la prueba y ha guiado, de forma experta, al Volkswagen ID.R durante once kilómetros, distancia que lleva a la ‘Puerta del cielo’, un arco alto en los acantilados. Es importante recordar que el Volkswagen ID.R también se ha enfrentado a retos como Pikes Peak, Goodwood y Nürburgring-Nordschleife. 

Ralf Brandstätter, director de operaciones de la marca alemana, ha asegurado que «un nuevo récord en una carretera verdaderamente espectacular. Volkswagen y el ID.R han demostrado, una vez más, que la electromovilidad del futuro ya es posible hoy». «No solo ha demostrado que los coches eléctricos como el ID.R pueden romper los récords establecidos y establecer nuevos puntos de referencia, sino que el ID.R también muestra cuán emotiva y emocionante es la movilidad del futuro».

AdvertisementAdvertisement

7:38.585, un tiempo de récord

Como no existía un tiempo oficial para los coches de carreras en esta carretera antes del intento del Volkswagen ID.R, permitió que entrara directamente en los libros de récords. Para conquistar la ruta de 10.906 km que sube unos 1.100 metros de elevación, el deportivo eléctrico necesitaba reducir su potencia con mucha consideración.

Romain Dumas ha apuntado que «sin duda recordaré esta carrera récord en la montaña Tianmen para siempre como mi salida más espectacular. Estoy orgulloso de haber establecido un récord con el eléctrico Volkswagen ID.R en China». «La poca información y pruebas que teníamos de antemano lo convirtieron en un gran desafío. El camino es increíblemente estrecho y sinuoso, pero el viaje fue increíblemente divertido con la energía eléctrica del ID.R. El gran par fue una gran ventaja en las rectas cortas, mientras que la aerodinámica proporcionó tracción adicional en las secciones rápidas».

El Volkswagen ID.R actualmente sirve como el «embajador de carreras» de la futura familia de productos eléctricos ID y funciona con motores eléctricos con una combinación de 680 CV.

Sven Smeets, Director de Volkswagen Motorsport, ha añadido que «este intento récord fue un desafío especial para todo el equipo. Realmente hemos abierto nuevos caminos en nuestra expedición de automovilismo a la montaña Tianmen. Este era un territorio extremadamente inusual para un automóvil deportivo como el ID.R y tuvimos que tomar una dirección completamente nueva una vez más durante la preparación y la configuración del automóvil. Todo el equipo, desde los ingenieros, mecánicos y expertos en logística hasta nuestro propio conductor, Romain Dumas, se adaptó en muy poco tiempo. Estoy orgulloso de lo que ha logrado el equipo. Este récord ocupará un lugar especial en la historia de Volkswagen en el automovilismo «.