Volvo invierte en StoreDot para el desarrollo de carga ultrarrápida de baterías

Volvo invierte en StoreDot para el desarrollo de carga ultrarrápida de baterías

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    19 abril 2022     2 minutos

Volvo invierte en StoreDot, empresa pionera en tecnología de baterías, para mejorar la autonomía y recarga de sus futuros coches eléctricos.

Volvo sigue avanzando en su compromiso hacia la electrificación total, con un plan ya anunciado que la mitad de sus ventas correspondan a coches de propulsión cien por cien eléctrica para 2025 -a la vuelta de la esquina-, y comercializar únicamente vehículos eléctricos a partir de 2030. Para ello, recientemente creo una empresa conjunta con Northvolt, el principal fabricante de baterías sueco, centrada en el desarrollo y la fabricación de baterías de última generación destinada a los futuros modelos eléctricos de Volvo y de Polestar.

Prueba Volvo XC40 Recharge eléctrico puro, un SUV muy agradable de altas prestaciones

Prueba Volvo XC40 Recharge eléctrico puro, un SUV muy agradable de altas prestaciones

Con 2 motores eléctricos de 204 CV asociados una batería de 78 kWh, la nueva versión del XC40 promete más de 400 km de autonomía a partir de 52.300 euros

LEER MÁS

Ahora, la marca sueca anuncia que ha realizado una inversión en StoreDot a través de su filial de capital de riesgo, Volvo Cars Tech Fund. StoreDot es una compañía israelí especializada en el desarrollo de tecnología de baterías de carga ultrarrápida para coches eléctricos. Entre sus planes más inmediatos se habla de poner en el mercado una tecnología que permitiría a la batería de un coche eléctrico recuperar energía para recorrer 160 km en apenas cinco minutos enchufado al poste de carga.

2021 Volvo Concept Recharge

Con esta inversión, Volvo se asegura el acceso prioritario a la tecnología que resulte de la colaboración entre StoreDot y Northvolt. De momento, la tecnología de StoreDot, basada en ánodos en los que el componente principal es silicio, encaja con el objetivo de Volvo, que sigue trabajando para aumentar la autonomía de sus futuros coches eléctricos, rebajar el precio de las baterías y ofrecer tiempos de recarga cada vez más similares a los que se necesitan para repostar un coche con motor de combustión.

De momento no se han facilitado datos sobre la posible fecha de introducción de esta tecnología en el mercado. Recordemos que la inversión de Volvo en la empresa conjunta creada con Northvolt para construir un centro de I+D y de fabricación de baterías en Gotemburgo ascienden a 2.900 millones de euros, lo que coloca a la marca sueca como una de las más ambiciosas en su transición hacia la electromovilidad, como ya nos mostró con su concept Volvo concept recharge.

Comentarios cerrados