La firma alemana quiere dar así una mayor tranquilidad a todos aquellos clientes que decidan comprar por vez primera un VW eléctrico

En una reciente entrevista, Frank Blome, Jefe de la Unidad de Componentes del Grupo Volkswagen, ha explicado algunos detalles interesantes sobre las ventajas que ofrece el uso de la plataforma MEB, desarrollada específicamente para vehículos eléctricos como el ID.3.

Blome destaca que, gracias al uso de esta plataforma, es posible desarrollar cualquier nuevo modelo eléctrico en función de su batería. En vez de que sea esta última la que deba adaptarse a las limitaciones de una plataforma ya existente. De este modo, es posible contar con un gran espacio para instalar todas las celdas para baterías que sean necesarias. Lo que permite disfrutar de una autonomía en el vehículo de hasta los 550 km a un precio accesible.

Volkswagen ID.3

La plataforma MEB permite también a Volkswagen ofrecer distintas capacidades de batería para un mismo modelo, dando así al cliente la capacidad de elegir la autonomía que más se ajusta a sus necesidades de uso y a su presupuesto.

No te preocupes por la degradación de las baterías

Durante la entrevista, Blome hace referencia también a la degradación de las baterías que equipan sus vehículos, y asegura que éstas deberían ser perfectamente utilizables durante toda la vida útil del vehículo. En cualquier caso, Volkswagen garantiza una capacidad de la batería mínima de un 70 por ciento durante los primeros ocho años, o 160 mil km.

Con esta garantía, Volkswagen pretende ganarse así la confianza de sus clientes, dando una mayor tranquilidad a todos aquellos que compren por vez primera un vehículo eléctrico.

VW Wallbox

Así es como debes recargar tu VW eléctrico

Blome recuerda, no obstante, que siguiendo unas sencillas reglas aplicables a cualquier vehículo eléctrico con batería de iones de litio, es posible incrementar su durabilidad:

1. Siempre que se pueda es mejor recargar la batería en casa por las noches utilizando un cargador convencional. Limitando las cargas rápidas en corriente continua a aquellas situaciones en las que sean necesarias para completar una ruta.

2. En el día a día, si no es necesario, es mejor recargar la batería solo hasta el 80 por ciento de su capacidad o incluso algo menos, sin realizar una carga completa. Tampoco es nada recomendable descargar por completo la batería, y menos aún dejarla descargada durante cierto tiempo. Lo ideal es que la carga de la batería se encuentre, siempre que sea posible, entre un 20 y un 80 por ciento. Ni menos ni más.

Siguiendo estos sencillos consejos, que como decimos son aplicables a cualquier vehículo eléctrico, será posible reducir la degradación de la batería y, por tanto, disfrutar de una mayor autonomía durante más tiempo.